Publicaciones
Publicaciones > Documentos
Año V Número 78 - 6 de noviembre de 2007
El espejismo del Che y la atracción del marxismo
Por Mauricio Rojas
Abrir archivo en PDF
Guardar archivo
Enviar por mail
Versión para imprmir
Listado de Documentos
 

El marxismo que me “robó el alma” cuando yo era muy joven me dio –al menos así lo creía entonces– una comprensión total de la historia y un rol sublime en una gesta épica de proporciones grandiosas. ¿Cómo negarse entonces a ser un actor de ese capítulo extraordinario de la historia de la humanidad? ¿Cómo perderse esa fiesta de liberación de nuestra especie de todos aquellos males que siempre la habían aquejado? ¿Cómo no ser santo, misionero y mártir de una causa tan bella por la cual, sin duda, valía la pena dar la vida propia y también la de muchos otros? O, para usar nuevamente las palabras de Che Guevara en su Mensaje a la Tricontinental, “que importan los peligros o sacrificio de un hombre o de un pueblo, cuando está en juego el destino de la humanidad”. Y es justamente allí donde se enturbian definitivamente las aguas cristalinas de la utopía, donde la bondad extrema del fin se puede convertir en la maldad extrema de los medios, donde la supuesta salvación de la humanidad puede hacerse al precio de sacrificar la vida de incontables seres humanos. Es justamente en ese intersticio siniestro donde puede surgir aquella “maquina de matar” en que Guevara nos insta a convertirnos para realizar el sueño del hombre nuevo. Esto fue lo que entendí un día, pero lo entendí no como un problema de otros o de una categoría especial de seres singularmente malos, sino como un problema mío y de los seres humanos en general. Y me asusté de mí mismo y me fui a refugiar en el pedestre liberalismo que nos invita a la libertad pero no a la liberación, que defiende los derechos del individuo contra la coacción de los colectivos, que no nos ofrece el paraíso en la tierra sino una tierra un poco mejor, que no nos libera de nuestra responsabilidad moral sino que nos la impone, cada día y en cada elección que hacemos.

Acerca del Autor:

Mauricio Rojas nació en Santiago de Chile en 1950 y reside en Suecia desde 1974. Es Miembro del Parlamento de Suecia, Profesor Titular de Historia Económica (Universidad de Lund), Senior Adviser de Timbro y Director del Centro para la Reforma del Estado del Bienestar. Es autor de una docena de libros, entre ellos Suecia después del Modelo Sueco (CADAL, 2005), Mitos del milenio. El fin del trabajo y los nuevos profetas del apocalipsis (CADAL, 2004), Historia de la crisis Argentina (CADAL, 2003) y Beyond the welfare state. Sweden and the quest for a post-industrial welfare model (2001). Es miembro del Consejo Académico de CADAL.