Publicaciones
Publicaciones > Documentos
Año VI Número 89 - 30 de octubre de 2008
Cuba y su falso discurso de apertura
A pesar de que la prensa internacional escribe sobre algunos supuestos avances en la isla, la Justicia cubana sigue condenando a quien opine contra el régimen. Para los demócratas, el indicador de la apertura es la situación de los disidentes, no los discursos del régimen, y los disidentes siguen detrás del cerrojo.
Por Fernando J. Ruiz
Abrir archivo en PDF
Guardar archivo
Enviar por mail
Versión para imprmir
Listado de Documentos
 

A pesar de que la prensa internacional escribe sobre algunos supuestos avances en la isla, la Justicia cubana sigue condenando a quien opine contra el régimen. La gestión de la apertura en estos últimos meses incluye la compra libre de medicamentos, celulares, microondas, aumentos por productividad, reforma agraria, acceso a los hoteles, pero no toca lo principal, las libertades políticas. Para los demócratas, el indicador de la apertura es la situación de los disidentes, no los discursos del régimen, y los disidentes siguen detrás del cerrojo.

Fernando J. Ruiz es Profesor de Periodismo y Democracia en la Universidad Austral (Argentina), autor del libro Otra grieta en la pared: Informe y testimonios de la nueva prensa cubana (Cadal/ Konrad Adenauer Stiftung, 2003) y miembro del Consejo Académico del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).