analisislatino.com | elepe.org.ar | puentedemocratico.org | foroslatinos.org | vaclavhavel.org.ar | cadal.org.uy
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Google +
23 de Octubre de 2014
Documentos
Año VII Número 98 - 14 de mayo de 2009
Política Exterior y Derechos Humanos: La Diplomacia Comprometida
Por Pablo Brum y Mariana Dambolena
Mientras que la diplomacia comprometida como práctica surge en el siglo XX, producto de los actos masivos y extremos de violencia que en ese entonces se vivieron, la idea de que hay un lugar para la solidaridad democrática en la política internacional precede a esos hechos. Como se busca demostrar con los ejemplos señalados en este Documento, la actividad diplomática puede obtener resultados concretos, que permiten dar reconocimiento, asistencia y hasta libertad a las víctimas de la persecución dictatorial.
    Imprimir

La diplomacia comprometida es un concepto problemático. Aunque su definición exacta es elusiva, se trata de una práctica que cuenta con suficiente evidencia histórica como para considerarla reconocida internacionalmente. Sin embargo, esto no quita el hecho de que los actos de diplomáticos comprometidos con los derechos humanos más allá de su deber son minoritarios y escasos. Como sostiene Theo van Boven, un ex alto funcionario del área de derechos humanos de las Naciones Unidas durante los 1970s: “El mundo diplomático es muy especial. Cada uno se ocupa de sus asuntos, algunos se comprometen con lo que hace, pero a muchos parecía darles lo mismo si estaban trabajando con derechos humanos o con papas”. La idea misma de ir más allá del deber formal y aplicar una perspectiva humanista – no legalista o realista- a las relaciones internacionales anida en tradiciones más antiguas de esa disciplina. Mientras que la diplomacia comprometida como práctica surge en el siglo XX, producto de los actos masivos y extremos de violencia que en ese entonces se vivieron, la idea de que hay un lugar para la solidaridad democrática en la política internacional precede a esos hechos. Como se busca demostrar con los ejemplos señalados en este Documento, la actividad diplomática puede obtener resultados concretos, que permiten dar reconocimiento, asistencia y hasta libertad a las víctimas de la persecución dictatorial.

Pablo Brum es Investigador Asociado del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). Es licenciado en Estudios Internacionales por la Universidad ORT, Uruguay. Entre sus publicaciones en CADAL se encuentran: “El Examen Periódico Universal: Oportunidad inesperada en el Consejo de Derechos Humanos”, “Evaluando a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas”; y “Rogue States: Acerca de un concepto interesante y su aplicación a América Latina”.

Mariana Dambolena es Investigadora Asociada del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). Es licenciada en Estudios Internacionales por la Universidad ORT, Uruguay. Entre sus publicaciones en CADAL se encuentran: “El Examen Periódico Universal de la Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, “Mayoría de países latinoamericanos condenan a Israel en la ONU”; y “Una dictadura da cátedra en el Consejo de Derechos Humanos”.