Publicaciones
Publicaciones > Documentos
Año VIII Número 114 - 15 de octubre de 2010
Análisis del proyecto de ley del presupuesto 2011. La política presupuestaria del kirchnerismo
Si bien la proyección del nivel de actividad estaría en línea con estimaciones privadas y de organismos internacionales, la divergencia se volvería a manifestar en la inflación esperada. La estrategia presupuestaria de los últimos siete años, refrendada por la mayoría del Congreso hasta ahora, no ha estado en línea con el objetivo de brindar utilidad en términos de control de las acciones del gobierno.
Por Pablo E. Guido
Abrir archivo en PDF
Guardar archivo
Enviar por mail
Versión para imprmir
Listado de Documentos
 

La estrategia presupuestaria del kirchnerismo en todos los proyectos de ley presentados (ocho incluido el actual) ha sido básicamente la misma: subestimar los ingresos proyectados, a través de la subestimación del crecimiento del PIB y/o la evolución de los precios (IPC), para de esa manera poder reasignar los “recursos excedentes” vía los decretos de necesidad y urgencia (DNU) del Poder Ejecutivo. El presupuesto para el año próximo mantendría la misma estrategia, ya que la estimación de crecimiento del PIB se fijó en un 4,3% y la evolución del IPC en el 8,9%. Si bien la proyección del nivel de actividad estaría en línea con estimaciones privadas y de organismos internacionales, la divergencia se volvería a manifestar en la inflación esperada. La estrategia presupuestaria de los últimos siete años, refrendada por la mayoría del Congreso hasta ahora, no ha estado en línea con el objetivo de brindar utilidad en términos de control de las acciones del gobierno y una mejor toma de decisiones por parte de las empresas y familias residentes en el país.

Pablo E. Guido es analista del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) en política fiscal e indicadores institucionales. Es Doctor en Economía (Universidad Rey Juan Carlos, España), Master en Economía y Administración de Empresas (ESEADE, Argentina), Licenciado en Ciencia Política y en Economía (Universidad del Salvador, Argentina). Es Profesor visitante en la Universidad Francisco Marroquín (Guatemala) y director académico de la Fundación Progreso y Libertad (Neuquén).