Publicaciones
Publicaciones > Documentos
Año XIII Número 143 - 15 de junio de 2015
El Vicepresidente y la austeridad en el Senado de la Nación
La reforma política y administrativa en el Senado de la Nación debería ser la principal tarea del futuro Vicepresidente. Sin embargo, hay que ver si los candidatos a ocupar el cargo realmente conocen esta situación en particular y, en tal caso, si estarán dispuestos a asumir la responsabilidad política de administrar austera y meritocraticamente el ámbito de su competencia.
Por Gabriel C. Salvia
Abrir archivo en PDF
Guardar archivo
Enviar por mail
Versión para imprmir
Listado de Documentos
 

En los últimos cinco años, el Poder Legislativo Nacional pasó de tener 10836 empleados en 2011 a un total de 15073 en 2015, según los datos del presupuesto. Y en el año en curso se registra un hecho histórico: el Senado, con 72 legisladores más el vicepresidente de la Nación, supera en empleados a la Cámara de Diputados que cuenta con 257 representantes del pueblo. De acuerdo a la información disponible, nunca la cámara alta tuvo más empleados que la baja. Si se toma solamente la última década, en 2005 en diputados había 4923 empleados y ahora tiene 5554, mientras que el Senado pasó en el mismo período de 2864 a 6081. La reforma política y administrativa en el Senado de la Nación debería ser la principal tarea del futuro Vicepresidente. Sin embargo, hay que ver si los candidatos a ocupar el cargo realmente conocen esta situación en particular y, en tal caso, si estarán dispuestos a asumir la responsabilidad política de administrar austera y meritocraticamente el ámbito de su competencia.

Gabriel C. Salvia es Presidente y Director General del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). Como periodista realizó colaboraciones e investigaciones en la revista El poder legislativo y su gente, participó como comentarista de temas políticos y económicos en Radio América, fue productor periodístico del informativo económico de CableVisión Noticias y realizó varias entrevistas para el suplemento El Observador del diario Perfil. Actualmente es titular de GACSA, una agencia de servicios periodísticos e informativos, y colabora regularmente con artículos de análisis, opinión y contexto en varios medios. Entre otros, compiló los libros La experiencia chilena: consensos para el desarrollo (2005), Un balance político a 30 años del retorno a la democracia en Argentina (2013) y Desafíos para el fortalecimiento democrático en la Argentina (2014).