Integrantes
Gabriel C. Salvia
Gabriel C. Salvia

Presidente y Director General del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina.

Periodista y activista de derechos humanos. Desde 1992 se desempeña como director en Organizaciones de la Sociedad Civil y es miembro fundador de CADAL. Es autor de más de 200 artículos, investigaciones, informes, entrevistas a prestigiosas personalidades y productor de varios audiovisuales. Compiló los libros “La experiencia chilena: consensos para el desarrollo” (CADAL, 2005), "Diplomacia y Derechos Humanos en Cuba" (Konrad Adenauer Stiftung, México, 2011), "Diplomacy and Human Rights in Cuba" (Christian Democratic International Center, Suecia, 2012), "Un balance político a 30 años del retorno a la democracia en Argentina" (CADAL/KAS, 2013) y "Desafíos para el fortalecimiento democrático en la Argentina" (CADAL/KAS, 2014). Es autor del libro "Bailando por un espejismo: Apuntes sobre política, economía y diplomacia en los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner". Participó como expositor en varios países de América Latina, Europa y en los Estados Unidos.

Como periodista realizó colaboraciones e investigaciones en la revista El poder legislativo y su gente, participó como comentarista de temas políticos y económicos en Radio América, fue productor periodístico del informativo económico de CableVisión Noticias y realizó varias entrevistas para el suplemento El Observador del diario Perfil. Sus columnas de análisis y opinión se publican regularmente en El País (España), Latin America Goes Global (Estados Unidos), La Nación (Buenos Aires), el portal Infobae y la Agencia Diarios y Noticias (DYN).

Publicaciones de Gabriel C. Salvia
Articles | Artículos | Audios | Documentos | Documents | ebooks | Entrevistas | Indices | Informes | Interviews | Libros | Reseñas

Ver publicaciones de Gabriel C. Salvia en colaboración con otros autores

Fecha: 23/11/2004
Categoría: Documents
Publicado en: Puente Democrático
In its relationship with China, Kirchner’s government seems to be decided to apply a sort of pinochetist pragmatism: “economic openning is welcome, leaving aside the great internal repression”. And is curious that this is the foreign policy of a “progressist” government that ensures to have human rights as a priority.