Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Informes
Año VIII Número 29 - Primer Trimestre de 2020
Diálogo Latino Cubano
Apuntes de un regreso a La Habana, por Rubén Chababo / Negación, exclusión y represión - Informe sobre la situación de derechos humanos de la población afrocubana, por Omer Freixa / Nota del Editor.
Abrir archivo en PDF
Guardar archivo
Enviar por mail
Versión para imprmir
Listado de Informes
 
En este número:
Apuntes de un regreso a La Habana
En los años que me separaban de mi primer visita en el 89, tantas cosas habían sucedido en mi vida y en la isla, entre otras,el período especial, que había esmerilado el ánimo de millones de personas, una situación de padecimiento humanitario que había leído y escuchado por el relato de tantos amigos y colegas que aún permanecían en la isla. Volví para reencontrarme con la ciudad del pasado, pero esa ciudad ya no existía tal como la había dejado.
Por Rubén Chababo

Nota del Editor

En su Reporte Anual 2020, la prestigiosa organización internacional de derechos humanos, Human Rights Watch (HRW), incluyó un categórico informe sobre Cuba, en el cual señala: “El gobierno cubano sigue llevando a cabo detenciones arbitrarias para hostigar e intimidar a críticos, activistas independientes, opositores políticos y otras personas... Los funcionarios de seguridad casi nunca presentan órdenes judiciales para justificar la detención de críticos... Policías y agentes de seguridad del Estado siguen hostigando, maltratando y deteniendo a miembros de las Damas de Blanco (la organización fundada por esposas, madres e hijas de presos políticos)... El gobierno controla prácticamente todos los medios de comunicación de Cuba y restringe el acceso a información proveniente del extranjero... Los cubanos que critican al gobierno siguen expuestos a la amenaza de ser perseguidos penalmente. No se les brinda un debido proceso, como el derecho a ser oídos en audiencias públicas y con las correspondientes garantías por un tribunal competente e imparcial. En la práctica, los tribunales están subordinados al poder ejecutivo y al legislativo... El gobierno cubano todavía no reconoce a la defensa de los derechos humanos como una actividad legítima, y niega estatus legal a organizaciones locales de derechos humanos”. 

El informe sobre Cuba de HRW menciona casos puntuales de detenciones arbitrarias, entre ellas, en octubre pasado, la de José Daniel Ferrer, el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), “la organización a favor de la democracia más grande y activa de Cuba”. Ferrer, quien ya pasó ocho años como preso político entre 2003 y 2011, luego de la ola represiva conocida como “La primavera negra de Cuba”, había sido liberado con licencia extra penal y ahora, en un juicio amañado y sin presencia del cuerpo diplomático extranjero, fue nuevamente sancionado con 9 años de prisión. 

Luis Manuel Otero AlcántaraOtras víctimas de la persecución y el hostigamiento político en Cuba son los artistas independientes, en particular el performer Luis Manuel Otero Alcántara, y una larga lista de opositores políticos son impedidos arbitrariamente de viajar al exterior. Esto último representa un caso único en América Latina. 

Mientras tanto, la Unión Europea sigue “dialogando” en materia de derechos humanos con el régimen de partido único de Cuba, sin producirse ningún avance y brindándole importantes ingresos en materia de cooperación económica a la dictadura sin ponerles como condición que realicen avances concretos en materia de apertura política. Con este estilo de “diálogo”, en Argentina los militares y su terrorismo de Estado hubiesen durado varios años más. 

Al respecto, una voz con gran autoridad para hablar sobre la realidad cubana es la de Rubén Chababo, ex Director del Museo de la Memoria en la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe de la República Argentina, cuna del autor de “guerra de guerrillas”. Chababo volvió a la capital cubana luego de treinta años y si su refinado y lúcido testimonio no les abre los ojos a las pocas personas que aún son complacientes con la dictadura de partido y pensamiento único de Cuba, es porque padecen de “ceguera ideólogica”, que al decir de Robert Cox se trata de una “enfermedad mental que hace que los seres humanos puedan ignorar aquello que no quieren ver”.

Por su parte, el historiador africanista Omer Freixa, Investigador Asociado de CADAL, reseña un informe sobre la situación de los afrodescendientes en Cuba. Freixa señala que “Las recomendaciones del estudio tienden a que el leitmotiv de ‘La Revolución hizo a los negros personas’ se cumpla mediante el cese de la represión contra el activismo, el reconocimiento de organizaciones de la sociedad civil independientes anti-racismo, y el cumplimiento de compromisos asumidos internacionalmente”.

Por Gabriel C. Salvia