Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
Cómo hizo Chile para liderar el ranking económico latino
14 de octubre de 2005
Fuente: Infobae.com (Buenos Aires, Argentina)

Le saca 15 puestos de ventaja a la Argentina

Se dio a conocer esta semana el ranking latinoamericano de libertad económica y transparencia que elabora el CADAL. Chile lidera la lista de veintitrés países

“El dato sobresaliente del ranking es la notable diferencia existente entre Chile y el resto”, dice el informe 2005 de la entidad, que se elabora sobre la base de cuatro índices; el de Heritage Foundation, el de Percepción de la Corrupción de Transparency International, y dos elaborados por el Banco Mundial sobre Estado de Derecho y Eficacia Gubernamental.

“Podemos sostener –dice el autor del ranking, Pedro Isern Munné–  que, institucionalmente hablando, hay dos Américas: aquella formada por los Estados Unidos, Canadá y Chile y aquella formada por los demás”.

Con 17 millones de habitantes, Chile logró desde 1985 crecimiento sin interrupción, en el orden de 6% anual. Disminuyó sus niveles de pobreza de 47 a 20% y consiguió que sus exportaciones compongan 35% de su producto. Tuvo, además, un superávit fiscal de 1,1% del PBI entre 1990 y el 2003, con excepción del momento en que ocurrió la crisis asiática en 1998.

Frente a semejantes éxitos del país vecino, la pregunta que no termina de responderse con exactitud más de un argentino es cuál fue la “receta de prosperidad” aplicada. Hace días salió a la venta un libro que compilaron el titular de CADAL, Gabriel Salvia, y el especialista Isern Munné titulado La experiencia chilena. Consensos para el desarrollo.

Pilares de crecimiento
La obra es producto de las ponencias de varios analistas como Jorge Marshall, ex titular del Banco Central de Chile o Javier González Fraga, ex presidente del Banco Central, en un seminario realizado en la Argentina el año pasado. Una síntesis de este trabajo podría situar algunos de los pilares del crecimiento que se detallan a continuación:

  • Productividad
    Según el investigador del Centro de Estudios Públicos (CEP) de Chile, Harald Beyer, los mismos recursos que posee ese país
    “se utilizan cada vez mejor”. Beyer destaca el compromiso chileno con la apertura comercial, ya que el arancel externo llega hoy a 2,6% por los acuerdos de libre comercio, en especial, el signado con Corea del Sur.

  • Estrategias
    Según Marshall, tres fueron las claves del éxito chileno: saber hacia dónde va el país; lograr instituciones ordenadas y eficientes y finalmente, tener buenas estrategias. “Si hubiera que resumir la experiencia de Chile en pocas palabras habría que decir: apertura hacia el exterior”, dice el ex titular del Banco Central chileno. Para ello, destaca, tiene que haber estabilidad macroeconómica. “Las inversiones llegan cuando hay estabilidad de precios y equilibrio fiscal”, recalca.

  • Política cambiaria
    En 1982, Chile tuvo una crisis bancaria de proporciones que terminó con un tercio de los bancos cerrados. El desempleo se disparó 27% en Santiago. Se salió porque “desde 1983, Chile no permite ni el atraso cambiario ni las tasas de interés altas […]. Así, Chile suprimió las crisis bancarias y cuando no hay crisis bancarias se pueden encarar otras políticas con continuidad”, según un fragmento del libro, en el que expresa sus ideas González Fraga.

    Según escribe Carlos Gervasoni, licenciado en ciencias políticas e integrante de CADAL, “en la Argentina miramos mucho a Brasil, miramos mucho a países que tienen problemas como Venezuela, y no le prestamos atención a este país que es muy importante en sí mismo y que además tiene muchísimas cosas para enseñarnos”.

Gabriel Salvia, titular de CADAL“Se subestimó relación entre Estado y economía”
De acuerdo con el titular de CADAL, Gabriel Salvia, “el fracaso de las reformas de la década pasada ha dejado a la mayoría de los países latinoamericanos en una delicada coyuntura: gran parte de la opinión pública como de la dirigencia perciben que la desigualdad creciente, la pobreza y la corrupción heredadas se deben a la implementación de políticas de mercado”.

Para Pedro Isern Munné, integrante de CADAL, “dicha percepción se justifica, en parte, debido al influyente papel que en ese proceso han tenido importantes referentes liberales”. Para ambos compiladores del libro La experiencia chilena, estos regímenes “neoliberales” se caracterizaron por subestimar la relación entre estado de derecho y economía de mercado.

“A su vez, muchos de los mencionados referentes se caracterizaron por no reparar en esa omisión. Paso seguido, es perfectamente comprensible la percepción generalizada de haber asistido durante los ’90 a la implementación de reformas de mercado”, dicen, y agregan: “Ante ello, la experiencia de la transición chilena iniciada en 1990 surge como el ejemplo analítico e histórico al que se puede apelar para comprender y comparar procesos de reforma. Al respecto, inmediatamente aparecen diferencias cualitativas profundas entre el proceso de reforma chileno y el del resto de los países de la región […]”.

ANDREA SAMBUCCETTI
andreas@infobae.com
(c) Infobae Diario