Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
Revelan que Cuba y México son los que más ‘amordazan’ a la prensa
9 de febrero de 2007
Fuente: La Opinión (Los Angeles, Estados Unidos)

América Latina es la segunda región del mundo con más periodistas asesinados en 2006

08 de febrero de 2007

BUENOS AIRES, Argentina (EFE).— Cuba, México, Venezuela, Bolivia, Brasil, Chile y Argentina fueron, en ese orden, las peores zonas de Latinoamérica para ejercer el periodismo en 2006 por la ejecución de leyes y prácticas "mordaza" por parte del poder político.

Según el informe Indicadores de Periodismo y Democracia a Nivel Local en América Latina, publicado ayer por la organización no gubernamental Cadal, América Latina fue la segunda región del mundo, tras Irak, en número de periodistas asesinados en 2006, y la segunda también en cuanto a profesionales apresados, después de China.

Cuba se presenta en el estudio como el peor país para ejercer el periodismo, con una amplia propaganda gubernamental, un bloqueo informativo fortalecido por la enfermedad de Fidel Castro, y la dificultad de entrada de periodistas procedentes del extranjero.

El 28 de octubre de 2006, el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió una resolución en la que se establecía que para que un periodista extranjero entre en la isla deberá tener un visado periodístico, que tiene que ser solicitado 21 días hábiles antes de la fecha propuesta, y tendrá que coordinar con las autoridades cubanas las entrevistas que desee llevar a cabo.

Por su parte, durante el pasado año México se posicionó en segundo lugar debido a las amenazas y a los crímenes cometidos contra periodistas que quedaron sin resolver.

Asimismo, según declaró el profesor Fernando Javier Ruiz, autor de la investigación sobre México, en ese país la fuerte presencia de mafias promueve la "auto-censura".

Venezuela y Bolivia se presentan como países en los que el Estado utiliza a los medios para apuntalar el poder político, de acuerdo con el estudio del Centro para la Apertura y el Desarrollo para América Latina (Cadal).

Los periodistas de estos dos países viven en un ambiente "polarizado", por lo que "tarde o temprano se ven obligados a posicionarse", afirmó Ruiz.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ya ha anunciado medidas en el ámbito de la comunicación como la no renovación de algunas de las licencias de radios y televisiones privadas, la sanción de una ley que regule los medios gráficos y el aumento del tamaño y coordinación de los medios de comunicación al servicio del Gobierno.

Por su parte, Bolivia vive momentos de conmoción interna fruto de la confrontación entre el gobierno de Evo Morales y las fuerzas opositoras, lo que hace que el Gobierno mantenga una relación de "tensión" con los medios.

Brasil y Chile cuentan con "leyes mordaza" que controlan el ejercicio periodístico, como la amenaza de cárcel para delitos contra el honor, el desacato, la colegiación obligatoria de los periodistas, el control de los contenidos informativos, y normas que restringen la aparición y desarrollo de nuevos medios comunitarios.

Argentina se presenta como el país con la legislación menos restrictiva de toda América Latina, aunque impone "prácticas mordaza" al ejercicio del periodismo, como la asignación con criterios políticos de la publicidad oficial, de las licencias de radio y televisión, las dificultades para la aparición de nuevos medios o el abuso de parte de los privados de su posición dominante.

El presidente del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), Daniel Santoro, declaró que, durante los tres años de gobierno de Néstor Kirchner, "se ha instaurado un sistema de telefonazos a periodistas para quejarse por sus notas".