Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
Múltiples protestas contra gobierno venezolano en el exterior por caso RCTV
28 de mayo de 2007
Fuente: Univision.com (Estados Unidos)

Bogotá, 28 may (EFE).- La salida del aire del canal Radio Caracas Televisión (RCTV), por decisión del gobierno venezolano, levantó hoy voces de protesta en distintos países por el golpe que la medida supone para la democracia y la libertad de expresión.

Uno de los primeros en pronunciarse fue el presidente de Perú, Alan García, quien señaló que le "duele que se cierre un medio de comunicación", porque la libertad de expresión es un derecho que no tiene fronteras.

García dijo que espera que el cierre de RCTV no se convierta en una política de Estado del presidente venezolano, Hugo Chávez, pero descartó plantear una sanción por ese motivo contra Venezuela en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizará en junio próximo en Panamá.

El canal privado RCTV dejó de transmitir a la medianoche del pasado domingo después de que el gobierno venezolano no le renovó la licencia que tuvo durante 53 años.

En defensa de RCTV también se manifestó el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, quien lamentó el cese de las emisiones del canal, del que dijo, "le va a hacer falta a América Latina".

"Cada país tiene la posibilidad de tomar sus decisiones. Lo que sí es cierto es que RCTV era un símbolo de la televisión", declaró Santos a periodistas en Bogotá.

Una posición más fuerte expresó el dos veces presidente de Uruguay, Julio María Sanguinetti, quien afirmó que el Mercosur, al cual Venezuela está en fase de adhesión plena, "debe analizar" el caso de RCTV.

El Mercosur, bloque fundado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, "tiene una cláusula democrática que es sustantiva, y en virtud de ella debería estudiarse el caso de la RCTV", señaló Sanguinetti.

"Venezuela está entrando en un terreno muy preocupante de deterioro de la democracia, del cual el cierre de RCTV es una nueva muestra", agregó Sanguinetti.

Un llamamiento similar hizo el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), de Argentina, que reclamó al Mercosur que "interceda" ante Chávez para que "deje sin efecto" el fin de la concesión de RCTV.

El CADAL difundió un comunicado en el que intelectuales, profesionales y dirigentes políticos manifiestan que el cese de emisiones de RCTV supone "un serio retroceso para la libertad de expresión en Venezuela".

Entre tanto, el ex presidente y senador brasileño José Sarney dijo que la democracia en Venezuela "se empieza a descomponer" y agregó que "una democracia no se construye ni con miedo ni con el cierre de los medios de comunicación".

A las voces contra el fin de las emisiones de RCTV se sumó el arzobispo venezolano Baltazar Porras, quien dijo al diario brasileño O Estado de Sao Paulo que el gobierno de su país es comparable al de "dictadores" como Fidel Castro, Hitler y Mussolini.

"Este sistema revolucionario venezolano, una mezcla de elementos marxistas, militaristas, populistas, en muchas cosas está próximo de gobiernos como el de Fidel Castro y de posturas adoptadas por Hitler y Mussolini en Europa", dijo Porras en una entrevista publicada hoy.

La prensa latinoamericana no fue indiferente al caso RCTV y muchos medios dedicaron editoriales hoy o suspendieron sus emisiones durante varios minutos en solidaridad con la cadena venezolana.

En El Salvador, los canales de televisión y numerosas radios paralizaron durante cinco minutos sus transmisiones, convocados por la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores.

Los medios suspendieron sus actividades a las 7.00 hora local (13.00 GMT) y anunciaron que repetirán la acción por la noche.

Una medida similar adoptaron 130 emisoras de radio de Costa Rica, que acataron un minuto de silencio convocado por la Cámara Nacional de Radio, ante lo que su presidente, Juan Sepúlveda, calificó como "un atentado contra la libertad de expresión".

Desde París, la organización Reporteros Sin fronteras (RSF) llamó hoy a la movilización internacional en defensa de RCTV y afirmó que la decisión del gobierno venezolano constituye un "grave atentado a la libertad de expresión" y "un duro golpe a la democracia y el pluralismo".

"Atacando a RCTV Hugo Chávez ha reducido al silencio a la televisión más popular del país, y al único canal nacional que todavía le criticaba", afirmó RSF en un comunicado. EFE