Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
Mala nota en la ONU
27 de junio de 2007
Fuente: Diario Perfil (Buenos Aires, Argentina)

Por Gabriel C. Salvia*

Una actuación negativa de América Latina quedó reflejada en el primer año del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. De acuerdo a un reciente informe de UN Watch, si bien más de la mitad de los 47 países que integran el Consejo de Derechos Humanos de la ONU son democráticos, solo una minoría (cerca de 12) ha votado a favor de los valores y virtudes que proclama el Consejo. El informe agrega que el Consejo ha sido “dominado por regímenes represivos que no solo buscaban estropear las reformas necesarias sino también buscaban quitarle fortaleza a los mecanismos existentes de la Organización de las Naciones Unidas para la protección de los Derechos Humanos”.

Durante su primer año de actividades, los países que integran los No Alineados y el Grupo Islámico tuvieron un rol mayor, por lo cual no sorprende que 9 de las 12 resoluciones aprobadas estuvieran referidas a Israel. Por su parte, los países miembros que son libres y democráticos, se encuentran divididos en dos: una “alianza democrática” de Canadá, 10 países europeos y a veces Japón y Corea del Sur; y, por otro lado, democracias de Asia, África y América Latina. El primer grupo ha respaldado iniciativas positivas y se ha opuesto a las  resoluciones contraproducentes, mientras los otros por lo general se han alineado con países no democráticos.

El informe de UN Watch catalogó los posicionamientos de los países frente a cada resolución como positivo, negativo o neutro, correspondiéndole en cada caso 1, -1 o 0 puntos, respectivamente. Así surge un ranking que encabeza Canadá con 14 puntos seguido por República Checa, Finlandia, Alemania, Holanda, Polonia, Rumania y Reino Unido con 10 puntos. Los ocho países latinoamericanos figuraron todos con puntaje negativo: Guatemala -3; Perú -9; Argentina, México y Uruguay -10; Brasil -12; Ecuador -13; y Cuba -16.

Por dos motivos, para los argentinos esto no es ninguna sorpresa. Por un lado, la dictadura militar argentina nunca fue condenada en Ginebra por violación a los Derechos Humanos gracias al apoyo del régimen cubano de Fidel Castro, los países del grupo de los No Alineados que Argentina integraba y de las otras dictaduras satélites de la Unión Soviética, gran socio comercial de los militares. Por otro lado, ya es más que evidente la inconsecuencia de la política exterior de Kirchner en materia de Derechos Humanos con lo que declama internamente.

*Gabriel C. Salvia es Presidente del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).