Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
''Cuba es una olla de presión a punto de estallar''
24 de enero de 2009
Fuente: Infobae.com (Buenos Aires, Argentina)

Así lo remarcó el presidente del Centro de para la Apertura y el Desarrollo de América Latina, Gabriel Salvia, en Radio 10. Aseguró que "el sistema castrista de violar libertades no resiste mucho más"

El Presidente de Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), Gabriel Salvia, advirtió hoy en Radio 10 que "Cuba es una olla a presión que está a punto de estallar" debido al creciente reclamo de los ciudadanos por las libertades sociales.

Señaló que la propaganda más anticastrista que hay son las sentencias de los tribunales populares que condenan a personas "por el sólo hecho de tener libros" como la Declaración Universal de los Derechos Humanos en sus casas.

"En realidad hay una generalidad de ver simpático lo que sucede en Cuba, pero sin vivir allí", apuntó el experto en relaciones y derecho internacional en relación a quienes se muestran a favor del régimen sin haberlo padecido.

Salvia dijo además que lo que más preocupa es la "ingratitud de países" democráticos que han pasado dictaduras militares y, sin embargo, ahora apoyan a la continuidad del dictador Raúl Castro al mando del poder.

Advirtió que, de todas maneras, hay un movimiento democrático anticastrista "muy importante" que está "creciendo muchísimo" en la Isla y necesita ayuda internacional, porque "Cuba tiene un gobierno ilegítimo".

Respecto al futuro de la Isla, señaló que podría dar un giro hacia la democracia, porque "el sistema castrista de violar las libertades no resiste mucho tiempo más".

"Creo que el reclamo de libertades políticas y civiles se tiene que dar y eso abre las puertas a una apertura total. Cuba es una gran ficción. Pensemos todo lo que nosotros hacemos en nuestros países, y tengamos en cuenta que los cubanos no lo pueden hacer", explicó.

Fuente: Infobae.com, Buenos Aires (Argentina), 24 de enero de 2009