Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
Hilda Molina no cree que las medidas de Obama generen cambios políticos
14 de abril de 2009
Fuente: Cadena 3 (Córdoba, Argentina)

La médica cubana, que hace 15 años tiene prohibida la salida de su país, celebró el fin de las restricciones al envío de dinero y a los viajes desde EE.UU. a la isla. Pero dijo a Cadena 3 que es pesimista sobre las libertades individuales.

La médica disidente cubana Hilda Molina, quien tiene prohibida desde hace 15 años la salida de su país, celebró ayer las medidas del presidente norteamericano Barack Obama, que disponen el fin de las restricciones al envío de remesas y a los viajes desde Estados Unidos a la isla, pero al mismo tiempo se mostró muy escéptica respecto de las posibilidades de que aquéllas traigan aparejados cambios políticos en el régimen de gobierno. En una entrevista exclusiva con Cadena 3, Molina afirmó que “Dios debe que bendecir a Obama, porque nadie tiene derecho a atacar la familia”, pero también contó que, en la isla, oficialmente “el gobierno no ha dicho nada” sobre los anuncios del mandatario estadounidense. La doctora de 66 años, que reclama infructuosamente que la dejen viajar a Argentina para visitar a su hijo y conocer a sus nietos, dijo que hay un “porcentaje importantísimo de la población cubana que no se ha muerto de hambre por el dinero que les envían” desde Estados Unidos. En este sentido, consideró que los anuncios de Obama tendrán una gran relevancia desde el punto de vista económico. Sin embargo, confesó que es “pesimista” sobre una posible apertura política en la dictadura de los Castro. “En mi opinión no habrá cambios para respetar las libertades conculcadas. A lo mejor haya sólo algunas libertades económicas”, afirmó. “Hay cosas que son totalmente demenciales. Son 50 años manejando el cerebro de las personas. Con las mentes manipuladas y el terror inoculado, han convertido al pueblo en un pueblo simulador: la gente está tratando de resolver su propio problema”, agregó. “Esta degradación ética y espiritual no sé si ayudará a que el cambio sea pronto. Las generaciones más jóvenes quieren lo que no han tenido y ven que hay en otros países. Éste es un pueblo que se ha convertido en un pueblo de mendigos”, se lamentó. En esta misma línea, comparó la situación en Cuba con lo que sucede en China: “Dicen que en China tienen una economía tremenda, pero tienen una dictadura. Se ha abierto la mano económicamente y viven mejor, pero no son libres. Me parece que por ahí querrá ir el gobierno cubano”. “Tal vez no le quede más remedio que hacer cambios económicos y que el pueblo se sienta un poquito mejor. Pero yo no creo que este sistema vaya a dar las libertades que el pueblo necesita”, agregó. Las dificultades para hacer oír su voz En otro pasaje de la entrevista, la médica contó las dificultades que tiene para poder acceder a Internet y publicar los artículos que escribe en su blog (www.hildamolina.blogspot.com). “El acceso privado a Internet está prohibido. Hay que ir a lugares públicos que cobran o a algunas embajadas. Yo tengo un turno en un lugar donde voy una vez a la semana dos horas. No podemos tener en nuestras casas”, narró. “En esas dos horas, lo único que puedo hacer es revisar lo que me ha entrado y enviar los artículos. Y allá, en Argentina, el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal) me ayuda colocándomelo en el blog, porque no me da el tiempo”, agregó. “No tengo forma de tener un blog dinámico. Pero no quisiera morirme sin haber dicho lo que creo que debo decir. Se me está yendo el corazón en cada cosa de ésas que estoy escribiendo, porque tengo que rememorar todo lo que he vivido”, añadió. Y, finalmente, confesó: “Todos los días que voy a internet, voy temblando por miedo a que llegue el momento en que me digan que no puedo entrar o hacerlo”. 

Fuente: Cadena 3, Córdoba, Argentina.