Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
NO PARTE CON LAS MANOS VACÍAS.
FIDEL CASTRO SE VA CON UN PETITORIO POR LA LIBERTAD DE LOS CUBANOS
26 de mayo de 2003
Fuente: Infobae.com (Buenos Aires, Argentina)

 

INFOBAE, 26 de mayo de 2003

La presencia en el Congreso del dictador cubano Fidel Castro despertó fervores, pero también rechazos, entre los legisladores y asistentes a la ceremonia de traspaso del mando presidencial.
En momentos en que se aprestaba a recibir un nuevo abrazo y la correspondiente sonrisa generosa que le prodigaban desde la fila de legisladores que lo saludaban, tuvo un trago amargo: el senador tucumano Pablo Walter, del Movimiento Federal Recrear, sorprendió a Castro cuando en vez del obsecuente abrazo le entregó una copia del "Proyecto Varela", y le pidió expresamente la liberación de los presos políticos que mantiene su régimen desde el 18 de marzo.
"Le entregué dos papeles, uno que tenía la firma de 30 diputados argentinos, con una nota que se le hizo a (Nestor) Kirchner, en donde se le solicitaba a Fidel Castro la liberación de los detenidos, en estos últimos días, dirigentes opositores y periodistas independientes. Además, le pedimos al gobierno cubano que dé lugar a la presentación, que fue el otro papel que le presenté, que fue el Proyecto Varela, firmado por 11.000 cubanos, donde solicitaban que pudieran votar, mediante un plebiscito, cuestiones que se postulan en la misma Constitución Cubana", confirmó en Radio 10 el senador Pablo Walter.
"Me produce indignación que nuestra dirigencia política se llene la boca hablando de derechos humanos y de democracia, y que tienen hemiplejia moral y que su lado izquierdo les impide ver las violaciones a los derechos humanos que se han producido en Cuba y que se han acrecentado, como la detención de dirigentes pacíficos en la isla", aseguró.
En ese sentido, agregó: "Algunos hablan por desconocimiento o son unos grandes caraduras. Hace un año fui a Cuba, estuve con dirigentes independientes, y uno no puede entender el miedo que se le infunde a la sociedad, uno no entiende la actitud del gobierno argentino, la no condena en las Naciones Unidas, además de recibir a Fidel como héroe de la democracia latinoamericana".
El "Proyecto Varela", que le entregó Walter, es bien conocido por el cubano. Se trata de un proyecto elaborado por opositores en base al mecanismo de referéndum, en reclamo a que se respeten las libertades civiles en la Isla. Walter le alcanzó a susurrar al oído que el pedido lo hacía en nombre de dos "conocidos" suyos, Librado Linares y Osvaldo Valdez, dos de los 76 opositores detenidos y condenados a penas de más de diez años, que formaron parte de la elaboración del "Proyecto Varela", junto a Raúl Vivero, ex vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Osvaldo Payá Sardiñas, del opositor Movimiento Cristiano de Liberación.
"A raíz de los últimos hechos (fusilaciones y condenas a inocentes) Castro ha recibido la condena de la opinión pública internacional. Hasta los principales intelectuales que eran amigos de la revolución cubana, como José Saramago o Joan Manuel Serrat, han condenado todas estas actitudes y en Argentina -prosiguió el legislador- lamentablemente, se habla de la boca para afuera", destacó Walter.
La iniciativa además se plasmó en un pedido de adhesión a las Jornadas de Apoyo a la Libertad en Cuba que se celebraron ayer en distintas ciudades del mundo, y de solicitud al flamante presidente Néstor Kirchner para que adopte una postura crítica con los arrestos políticos.
El documento, que hicieron circular para la firma los diputados Guillermo Cantini, de Acción por la República y Fernanda Ferrero de Recrear, junto a Walter, insta a "que (el Gobierno) adopte una actitud similar a la de otros gobiernos democráticos de América latina y Europa", dirigiéndose al gobierno de Cuba, "para que libere a todos los opositores pacíficos, detenidos y condenados en ese país por 'delitos de opinión' cuya tipificación jurídica representa una violación a los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos".
El texto, que fue suscripto por una veintena de legisladores, y presentado en Cancillería, se fundamentó en una iniciativa del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), una ONG argentina que tiene el objetivo de "promover las libertades civiles, políticas y económicas en América latina", y que tuvo activo protagonismo en el rescate del periodista argentino Fernando Ruiz, que había sido detenido mientras realizaba una investigación en La Habana.
Los legisladores que firmaron la carta de "apoyo a la libertad en Cuba" insistirán hoy con el pedido de anulación de las condenas, en una conferencia de prensa a las 16 en la Cámara baja.
Un dato curioso: cuando se difundió el "Proyecto Varela" en el año 2000, los diputados argentinos dieron media sanción a un proyecto de declaración expresando su beneplácito. Uno de los firmantes de aquel dictamen fue el entonces legislador Daniel Scioli.