Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
EL DEBATE SOBRE CUBA ES UNA LUCHA DE PATOTAS EN LA ARGENTINA
15 de agosto de 2003
Fuente: Infobae.com (Buenos Aires, Argentina)

ENTREVISTA Fernando Ruiz, periodista y autor del libro Otra grieta en la pared

Existe una "confusión de ideas" entre quienes se dicen "defensores" de los derechos humanos, pero admiran a Castro. El investigador que fue expulsado de la isla presentó ayer su trabajo
El debate político-ideológico alrededor del régimen dictatorial que impone Fidel Castro en Cuba "lleva décadas" en la Argentina y se ha transformado prácticamente en definitorio de la posición
respecto a la política exterior.
Esos argumentos "ya están gastados" sostiene Fernando Ruiz, el autor del libro Otra grieta en la pared, un compendio de informes y testimonios de la nueva prensa cubana que fue presentado ayer en la sede de ADEPA.
"Por delante de esa discusión -sostiene-, se encuentran las historias de vida de las personas que viven y sufren en constante miedo y terror dentro de ese sistema dictatorial de gobierno."
Según afirma: "El mundo no escucha o no quiere ver" lo que pasa en Cuba, donde la persecución que se ejerce sobre el periodismo disidente es ostentosa y traspasó todos los límites con el apresamiento y posterior condena de 75 opositores, con penas que van desde 8 a más de 20 años de prisión.
Fernando Ruiz palpó de cerca lo que significa ser un perseguido del régimen cuando a comienzos de este año fue apresado por la milicia cubana y sólo gracias a los esfuerzos diplomáticos
locales fue liberado.

¿Como llegó a ser prisionero político en Cuba?
-Fui a hacer un programa de investigación sobre el trabajo de los periodistas independientes en La Habana, en el resto de la isla y en las instituciones oficiales. No pude terminar mi trabajo porque fui preso y luego me deportaron. Más tarde supe que todos aquellos a los que había entrevistado fueron apresados.

¿Cómo actúa el gobierno castristacon los periodistas?
-Las decisiones que toma el régimen no son discutidas ni se conocen hasta el momento en que las ejecuta.
No hablan de por qué hacen las cosas que hacen y, si hablan, no hay como creerles. Tiene políticas públicas basadas en el silencio así que no hay una deliberación pública de por qué se hace
una cosa y no otra. Incluso la segunda línea de gobierno no sabe por qué la primera toma una decisión.

¿Cree que Néstor Kirchner hizo bien en avalar a Castro?
-Hay muchos dentro del Gobierno que tienen una postura muy definida contra la dictadura de Castro, como Torcuato Di Tella. El sabe de la miseria en la que vive el pueblo cubano, que definió como "tugurización", en reemplazo de las villas miserias, que no se dan porque no hay libertad para movilizarse. El canciller (Rafael) Bielsa tiene la honestidad intelectual suficiente y sé que no va a negar, cuando llegue el momento, la realidad de violación a los derechos humanos que vive Cuba.

¿Cuándo cree que será eso?
-Cuando la situación internacional empiece a exigir posiciones de la Argentina con respecto a eso. No creoque el canciller les cierre la puerta en la cara a los disidentes que están luchando por la libertad en Cuba.

¿Y Kirchner?
-No lo sabemos aún.

¿Le preocupó ver a Castro ser recibido como un héroe?
-Sí, me preocupó mucho, y más que nada que el ex fiscal (Aníbal) Ibarra, que precisamente hizo su carrera política como defensor de los derechos humanos, le diera una medalla argumentando que era un personaje histórico. (Jorge) Videla también es "histórico".

¿Cree que hay hipocresía en los dirigentes?
-No hablaría de hipocresía sino de confusión ideológica. El debate público últimamente es un debate entre patotas. Muchas veces alguien se alinea en posiciones en las que no necesariamente
está, pero como pertenece a la misma patota tiende a tomar esas posiciones.

¿Cree que el Gobierno podrá tener una posición más seria respecto de este tema?
-Yo confío mucho en Bielsa. Por sus características humanas, estoy convencido de que no va a negar la realidad de los disidentes en Cuba.
Carlos Sueldo

SIMILITUDES ENTRE DOS DICTADURAS
 
El ex director del diario Buenos Aires Herald, exiliado durante el gobierno militar, Robert Cox, aseguró que en Cuba se vive el mismo clima de terror y miedo que en la Argentina en los años de la dictadura.
"Se puede conseguir justicia únicamente con la verdad", afirma Cox, y considera que para ello se puede hacer lo mismo que se hizo en Sudáfrica en los "juicios de la verdad" donde los protagonistas de la historia cuenten todo lo que saben.
Pero -advierte- la Justicia tiene que ser para todos. "Si van a buscar culpables, no sólo están entre los militares", afirma. Para cerrar esa historia, además "sería importante saber dónde están los
cadáveres de los desaparecidos".
 
¿Está de acuerdo con la anulación de las leyes del perdón?
-Sí. Obviamente que esas leyes fueron bajo la presión de un golpe militar. Yo estuve muy cerca del gobierno radical cuando fue el levantamiento de Pascuas y sé que la idea era "hacer algo"
porque si no "los militares nos sacaban". Creo que la Corte Suprema puede decidir si son inconstitucionales. Pero no es sólo una cuestión de la Justicia argentina, que obviamente falló
durante el "proceso", sino también de la prensa, que no informó de lo que estaba pasando.
 
¿Hay riesgos en reavivar el tema militar?
-Si los militares son democráticos, como creo que son, no debería haber problemas.