Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
“Esta crisis demuestra que el Gobierno es improvisado”
15 de marzo de 2010
Fuente: El Cronista Comercial (Buenos Aires, Argentina)

VICTORIA URDINEZ Buenos Aires

Al frente de uno de los think tank con mayor visibilidad de la Argentina en los últimos tiempos, el director general de CADAL (Centro para la Apertura y Desarrollo de América latina) y especialista en temas de calidad democrática e institucional, Gabriel Salvia, dio su visión a El Cronista sobre la crisis política que atraviesa el país.

–¿Cómo evalúa la polémica de estas semanas entre el Gobierno y el Congreso?

–La crisis que está ocurriendo hoy es claramente la consecuencia de la falta de respeto hacia el sistema republicano por parte del matrimonio presidencial. Desde sus inicios vienen gobernando sin dar lugar a los acuerdos ni al diálogo. Hasta el 10 de diciembre los favorecía tener mayoría. El Gobierno ha irritado a la oposición y por eso ahora ésta quiere ganar espacios y limitar al Ejecutivo porque anteriormente no la consideraba.

–¿Dice que la actual situación hubiera sido otra, a pesar de no controlar las Cámaras, si el Gobierno mostraba una política más abierta al diálogo?

–Claro que sí. El gobierno nacional trató siempre al Congreso como si fuera una escribanía. Sacó leyes muy importantes como la Reforma Política, la Estatización de las AFJP y la Ley de Medios obviando el tratamiento legislativo adecuado.

–¿Nos tenemos que acostumbrar entonces a este tipo situación al menos hasta 2011?

–Creo que lamentablemente nos tendremos que acostumbrar a este escenario de tironeo y crisis institucional. Hay un bloqueo en el proceso de discusión política y nadie está dispuesto a ceder. En realidad, el que debería ceder es el Ejecutivo, pero se sabe que no lo hará.

–¿Corre riesgo la gobernabilidad de aquí a 2011?

– Yo creo que va haber problemas en ese período y con un margen para una sorpresa.

–¿A qué sorpresa se refiere?

–No descarto que interrumpan el mandato ellos mismos por su incapacidad de gobernar con diálogo y consensos. Pueden llegar a utilizar para retirarse el invento de que no los dejan gobernar –como ya hay indicios– antes de aprender a gobernar democráticamente. Será clave el tratamiento del presupuesto, ahí tenemos que estar atentos.

–¿A qué indicios se refiere?

–Baja popularidad, la victimización de que hay grupos desestabilizadores, la imposibilidad de gobernar sin mayoría. Así la estrategia puede leerse como: “Yo no me voy porque soy ineficaz, me voy porque soy eficaz y así me salen todos a buscar y vuelvo fortalecido”.

–¿Que desafíos le aguardan a la oposición con miras a 2011?

–La oposición tiene una oportunidad pero necesita afianzar su propia institucionalidad.

–La Presidenta dijo al comienzo de su gestión que la calidad democrática sería uno de sus ejes. Dos años después: ¿Qué balance hace usted en ese sentido?

–Durante el inicio de la gestión de Cristina se tenía la esperanza en avanzar en términos de calidad democrática. Pero ocurrió lo contrario: hay retroceso en el sistema republicano, retroceso en términos legislativos, retroceso en tolerancia política.

–¿Se puede decir que existe en la Argentina una democracia con matices autoritarios?

–Creo que estamos a mitad de camino si lo comparamos en perspectiva regional, entre el régimen autoritario de Chávez y democracias que crecen como las de Uruguay, Perú, Colombia, Brasil. En la Argentina hay un gobierno con un costado autoritario que quiere imponer y no acepta límites.

–¿Está en contra de la utilización de los DNU?

–Estoy en contra cuando se los usa de manera arbitraria. Me pregunto por ejemplo: ¿Cómo no se sumó el Fondo del Bicentenario al presupuesto de 2010? Toda esta crisis demuestra que el Gobierno es improvisado o tiene otro objetivo en mente.

Fuente: Diario El Cronista Comercial