Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
Diplomacia legislativa: entre viajes, bocaditos y un toque de ideología
10 de mayo de 2010
Fuente: Diario Clarín (Buenos Aires, Argentina)

Pretenden que ahora asuma la tarea de facilitar las relaciones bilaterales.

Por: Natasha Niebieskikwiat

Los países tienen diversos instrumentos para la diplomacia internacional y los parlamentos son una fuente inagotable para explorar esos caminos. La Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, que preside Alfredo Atanasof (PJ disidente), acaba de embarcarse en la reactivación de los Grupos de Amistad, disueltos tras el recambio de diciembre.

Tiempo atrás eran unicamerales, pero terminaron divididos: en Diputados llegaron a funcionar medio centenar y otros 30 siguen vigentes --aunque con escasa actividad-- en el Senado. Como les cuesta integrar trabajo en equipo, se genera cierto caos porque sus contrapartes extranjeras suelen unir a senadores y diputados.

Si se miran los registros de los últimos años, puede comprobarse que estos grupos eran utilizados hasta ahora poco menos que para compartir cócteles, viajes, regalos y alguna que otra arenga de tono ideológico; con pocos resultados efectivos, según admiten sus integrantes. Por ejemplo: en marzo de 2009, el de relaciones con Perú almorzó en la embajada de ese país, y no hizo más. Ese año, el de China se limitó a saludar a funcionarios de visita, al igual que los de Siria. El de Cuba, que presidía el diputado kirchnerista Dante Gullo, se ganó un periplo por La Habana, pero nada dijo de las restricciones a los cubanos para salir de la isla. Lo reemplazó Jorge Obeid (PJ disidente), amigo de Fidel Castro.

En esta etapa de relanzamiento, además del grupo cubano, quedaron renovados los de Italia (presidido por el radical cobista Daniel Katz), Canadá (Margarita Stolbizer, del GEN), Uruguay (la "señora televisión", Pinky, del PRO) y Bélgica (Juan Carlos Vega, de la Coalición Cívica).

Atanasof le reconoció a Clarín la poca eficacia demostrada por estos organismos históricamente, y quiere dar vuelta la página. Está dispuesto a que vuelvan a florecer los 50 que alguna vez fueron. En el Senado, el socialista Rubén Giustiniani sigue al frente del Grupo de Amistad con Cuba; Daniel Filmus (oficialista) con Canadá; Roxana Latorre (PJ independiente) con China; Carlos Reutemann (PJ disidente) con Italia y Emilio Rached (UCR) con Grecia, entre otros. Lo curioso es que en el de Brasil, presidido por el ulta K Marcelo Fuentes, no figura ningún opositor.

La incipiente reactivación ya disparó reacciones por la dirección que suelen tomar estos grupos. Gabriel Salvia, titular de CADAL, una fundación dedicada a temas internacionales, calificó de "grotesco" el vínculo con países cuestionados por su calidad democrática, bajo el paraguas de la "amistad" que llevan estos grupos desde su mismo título. En la lista de objeciones colocó a los que se relaciona con Arabia Saudita, Cuba, China, Siria, Vietnam, Rusia y Venezuela. Y recordó que en 2004 quien rendía informes sobre el Grupo de Amistad con Venezuela era la actual embajadora en Caracas, Alicia Castro, que se jactaba de su amistad con el presidente Hugo Chávez.

Pero el punto clave es lo poco aceitado del trabajo de estos grupos con Cancillería, si se piensa que su objetivo es el de actuar como facilitadores de las relaciones bilaterales. Ahora hay un plan para que recuperen ese rol.

Fuente: Diario Clarín (Buenos Aires, Argentina)