Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Agencias
Piden a Timerman que reduzca rango diplomatico de embajadas de paises que no priorizan derechos humanos
30 de julio de 2010
Fuente: Agencia Diarios y Noticias (Buenos Aires, Argentina)

BUENOS AIRES, jul 30 (DyN).- El Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) le hizo llegar al canciller Héctor Timerman ocho recomendaciones en política exterior y derechos humanos, que incluyen la reducción del rango diplomático de las embajadas en Arabia Saudita, Cuba, China, Libia y Siria, debido "a la situación interna de los derechos humanos en esos países".

CADAL le recordó a Timerman una nota firmada por él cuando dirigía la revista "Debate" en cuando a que la Argentina debía transformase en "vocero de los disidentes cubanos y en la que, en materia de derechos humanos, afirmaba que "Porque fuimos víctimas no debemos olvidar a las actuales víctimas”.

En relación al pedido de reducir la representación en los países mencionados, se le solicitó a la Cancillería que además se implementen "prácticas de diplomacia comprometida que brinden reconocimiento, apoyo y protección a los activistas de derechos humanos y referentes democráticos en esos países, incluyendo periodistas independientes y familiares de presos políticos".

Según CADAL, el pedido se enmarca dentro del Proyecto Puente Democrático, cuyo objetivo consiste "en realizar acciones de solidaridad internacional para apoyar los esfuerzos de los demócratas que viven en países gobernados por dictaduras e incidir en la implementación de una política exterior comprometida con los derechos humanos por parte de los países latinoamericanos".

Entre los fundamentos del Proyecto se destacó que países como la Argentina, que han vivido bajo una dictadura, "necesitaron de la presión de la comunidad democrática internacional para liberarse de la misma", lo que implica para CADAL "una obligación moral de ayudar a aquellas personas que viven bajo regímenes represivos de las libertades democráticas fundamentales".

La nota a Timerman fue suscripta por el titular del Centro, Gabriel Salvia quien recordó que las medidas que se proponen están orientadas "al cumplimiento del primero de los objetivos estratégicos establecidos en la política exterior de la República Argentina", como es la mención, entre otros, de "priorizar... el respeto por los derechos humanos".

En otro tramo de la nota, Salvia le señaló al Timerman que el Proyecto Puente Democrático está "totalmente en sintonía" con lo afirmado por él en un artículo que publicó el 23 de enero de 2004, cuando era director de la revista "Debate", en el que aludía a "la obligación de ejercer un rol de liderazgo que muy pocos países pueden intentar ocupar" debido al pasado de la Argentina y otro tanto "en la lucha contra la violación de los derechos humanos y en la solidaridad activa con quienes se ven privados de ellos".

El resto del pedido de acciones oficiales se enmarca en el siguiente detalle:

- capacitación de diplomáticos de carrera en la historia y las prácticas de la "diplomacia comprometida" con  "instrucción expresa para los funcionarios asignados en países en los cuales la violación a los derechos humanos es la regla";

- adhesión al Pacto Global en Responsabilidad Social Empresaria que impulsó Kofi Annan en 1999 a las empresas argentinas que realizan negocios en países que no priorizan los derechos humanos;

- dar a publicidad el voto argentino en la elección de países miembros del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, incluyendo a sus autoridades.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN), (Buenos Aires, Argentina)