Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
Refugio a Apablaza vuelve a tensar la relación entre Argentina y Chile
5 de octubre de 2010
Fuente: Financiero.com (España)

Natalia Kidd

Buenos Aires, 5 oct (EFE).- La decisión de Argentina de otorgar refugio político al ex guerrillero chileno Galvarino Apablaza Guerra, cuya extradición reclamaba Chile, volvió a tensar las relaciones entre los dos países, que históricamente han registrado altibajos.

Unidas como siamesas por la columna vertebral de los Andes, hermanadas por la historia, pero separadas por antiguos conflictos territoriales y la desconfianza mutua que casi les enfrenta en una guerra, ambas naciones habían logrado en los últimos años recomponer sus lazos de amistad.

Esta vez la fisura se abrió por un costado delicado para ambos países, el de los derechos humanos, bandera esgrimida al mismo tiempo por Argentina para otorgar el asilo a Apablaza como por Chile para pedir la extradición del ex guerrillero, acusado de participar en el asesinato de un senador derechista en plena democracia.

"No creo que el tema Apablaza traiga problemas con Chile", apuntó hoy el canciller argentino, Héctor Timerman.

Pero el presidente chileno, Sebastián Piñera, ha señalado que la concesión del asilo político al ex líder de la guerrilla Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) es un "golpe a la causa de los derechos humanos en Chile" que "no contribuye en nada" a las relaciones bilaterales.

"Es preocupante que Argentina supedite sus relaciones internacionales a una cuestión interna", dijo hoy a Efe el analista político Jorge Arias, de Polilat.

Según el senador chileno Andrés Chadwick, de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y cuñado de Piñera, Argentina concedió el refugio a Apablaza por temor a la reacción de los organismos humanitarios, que públicamente habían bregado por el asilo, hipótesis que Timerman tildó de "payasada".

Para Arias, la evolución de esta controversia dependerá en gran medida de cuán lejos llegue Chile, que este lunes convocó al embajador argentino en Santiago, Ginés González García, para expresarle su "malestar" por el rechazo a la extradición de Apablaza.

"Seguramente Argentina tratará de minimizar el episodio y hasta es posible que haya algún tipo de compensación a Chile", señaló.

A un paso de la guerra a finales de 1978 por cuestiones limítrofes, Argentina y Chile suscribieron un Tratado de Paz y Amistad en 1984, que determinó la fijación del límite entre las dos naciones desde el Canal de Beagle hasta el Cabo de Hornos.

Pero las relaciones bilaterales recién lograron un alto nivel de integración sobre el final del mandato de Michelle Bachelet, con la firma en octubre de 2009 de un nuevo tratado de integración y cooperación y múltiples gestos de buena vecindad.

El último gran entredicho entre ambos países había sido en 2007, cuando Argentina, en plena crisis energética, restringió fuertemente sus envíos de gas a Chile.

"En Chile, la sensación es que el Gobierno argentino no tiene credibilidad y hay una desconfianza frente al peronismo en general", dijo a Efe Gabriel Salvia, presidente del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina.

Para Salvia, analista en globalización de los Derechos Humanos, "con este episodio, Argentina pierde bastante credibilidad en el tema de los derechos humanos" al "defender" a alguien "que objetivamente está sospechado de terrorismo".

Recordó que todo el arco político chileno había pedido la extradición de Apablaza, acusado de la participación en el asesinato del senador derechista Jaime Guzmán y del secuestro de Cristián Edwards, ambos ocurridos en 1991.

"Siempre hubo dudas del uso político e ideológico que el Gobierno argentino y los organismos de derechos humanos vinculados a éste hicieron del tema de los derechos humanos", dijo Salvia.

Para Arias, la concesión del refugio a Apablaza "daña la imagen" internacional de Argentina pues, a su criterio, es una "contradicción" que el país reclame a Irán en foros como Naciones Unidas la extradición de acusados por la voladura de una mutualista judía en Buenos Aires y, al mismo, tiempo niegue la extradición del ex guerrillero a Chile.

Fuente: Finanzas.com (España)