Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
El Estado kirchnerista, cada vez más grande
26 de octubre de 2010
Fuente: La Nación (Buenos Aires, Argentina)

Por Fernando Laborda
Especial para lanacion.com

La administración pública nacional tiene en la actualidad 334.371 empleados, un 25,6 por ciento más que en 2003, cuando el total de empleados públicos ascendía a 266.156.

En otras palabras, la cantidad de agentes del Estado nacional ha venido creciendo durante la era kirchnerista a una tasa tres veces mayor que el aumento de la población residente en la Argentina y no hará falta un censo, como el previsto para mañana, para demostrarlo. La plantilla se incrementó desde la asunción de Néstor Kirchner hasta hoy a un ritmo del 3,3 por ciento anual, contra un crecimiento vegetativo de la población del 1,05 por ciento por año.

La radiografía del Estado argentino indica también que la cantidad de personas que trabaja en el Congreso nacional asciende a unas 10.800 y equivale a la cuarta parte del total de efectivos de la Policía Federal (41.626) en todo el país. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que no forma parte de la administración nacional, por su lado, tiene unos 23.600 agentes, lo cual representa más de la mitad de los integrantes de la Policía Federal.

¿Cuánto le cuestan al Estado nacional sus empleados? El gasto en remuneraciones llega a los 41.918 millones de pesos, por lo cual el costo mensual promedio de cada empleado de la administración central asciende a 9159 pesos, a 11.743 en el caso de quienes trabajan en organismos descentralizados y a 12.455 por cada trabajador en las instituciones de seguridad social.

En contraste, el costo promedio de los aproximadamente 5.500.000 jubilados y pensionados es de sólo 1480 pesos mensuales.

Todos estos datos surgen de un estudio del economista Pablo Guido para el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), a partir de un análisis en profundidad del proyecto de presupuesto nacional 2011 que será tratado en las próximas semanas por el Congreso.

El proyecto kirchnerista de presupuesto contempla para el año próximo un gasto total, incluidos pagos de intereses de la deuda, de 372.912 millones de pesos, un 485 por ciento más que el gasto ejecutado en 2003. Y si se considera exclusivamente el gasto en administración gubernamental, la diferencia entre lo presupuestado para 2011, de unos 25.900 millones de pesos, y lo gastado en 2003, la diferencia tampoco es menor: un 464 por ciento.

Claro que, si se sigue la lógica kirchnerista de los últimos años, el gasto público podría crecer bastante más. Como señala el economista de Cadal, la estrategia presupuestaria del kirchnerismo en todos los proyectos de ley presentados ha pasado por subestimar los ingresos proyectados, a través de la subestimación del crecimiento del PBI y de la evolución del índice de precios, para de ese modo poder reasignar los recursos excedentes mediante decretos de necesidad y urgencia del Poder Ejecutivo Nacional.

Diario La Nación (Buenos Aires, Argentina)