Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
Joaquín Monserrate, Premio a la Diplomacia Comprometida 2011-2012
22 de marzo de 2013
Fue diplomático en la Oficina de Intereses de EE UU en La Habana entre 2009 y 2012. Se destacó por su apoyo a las organizaciones de la sociedad civil.
Fuente: Diario de Cuba (Madrid, España)

Fue diplomático en la Oficina de Intereses de EE UU en La Habana entre 2009 y 2012. Se destacó por su apoyo a las organizaciones de la sociedad civil.

El norteamericano Joaquín Monserrate recibió el Premio a la Diplomacia Comprometida 2011-2012, organizado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) en colaboración con la disidencia interna.

Monserrate, que fue jefe de la Sección Económica y Política de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, entre septiembre de 2009 y julio de 2012, obtuvo 220 votos, tras haber sido nominado por 23 grupos dentro de Cuba.

Las propuestas destacaron, sobre todo, su actuación "muy destacada" en el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil cubana.

"Bajo su iniciativa se incrementaron las actividades para apoyar la formación de periodistas independientes, escritores, liderazgo en Derechos Humanos y otros", de acuerdo con un comunicado de los organizadores.

Monserrate también apoyó a los presos políticos y de conciencia, en particular a los de la Primavera Negra de 2003, y a las Damas de Blanco.

En la tercera edición del premio fueron nominados 25 diplomáticos extranjeros que cumplieron funciones en Cuba, en representación de países como Estados Unidos, Suecia, Hungría, Polonia, República Checa, Italia, España, Holanda, Canadá, Bélgica y Noruega.

Ningún diplomático latinoamericano estaba en la lista de candidatos.

Joaquín Monserrate, nacido en Puerto Rico, se desempeña actualmente como cónsul general de Estados Unidos en Surabaya, Indonesia.

Al ser notificado sobre la obtención del premio, el diplomático norteamericano dijo que para él fue "fácil" desarrollar su labor en la Isla.

"Es fácil. Mantener un compromiso con la defensa de los derechos fundamentales del ser humano es lo menos complicado que hay en la labor de un diplomático. No hay nada que pujar, ni que transar, ni punto medio que buscar, ni partes que reconciliar. Los derechos son universales", señaló Monserrate, según el comunicado de CADAL.

Fuente: Diario de Cuba (Madrid, España)