Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
Irresponsable turismo político
26 de septiembre de 2013
Aún si los costos de los viajes al exterior fueran abonados por quienes los invitan, la prioridad de los legisladores es atender las responsabilidades del cargo para el cual la ciudadanía los votó en lugar de hacer turismo político.
Fuente: Ecos Diarios (Necochea, Argentina)

Por Gabriel C. Salvia (*) - Agencia DYN

Una serie de datos muy llamativos aparecen publicados como "Viaje según Dirección de Relaciones Oficiales" en recientes decretos presidenciales de la página oficial del Senado de la Nación, aunque en muchos casos merecen serios cuestionamientos sobre el uso de los recursos públicos que realiza la Cámara Alta.

Es comprensible que el vicepresidente de la Nación y los representantes de las provincias asistan oficialmente a eventos internacionales, ya sea por protocolo o por tratarse de encuentros que hacen a su tarea legislativa, pero, algo muy distinto es cuando los integrantes de la Cámara Alta y sus empleados utilizan fondos públicos para asistir a otro tipo de actividades en el exterior.

Por ejemplo, el senador porteño Samuel Cabanchik informó haber sido invitado a participar como relator y expositor, entre los días 16 y 20 de mayo de 2013, al Encuentro Internacional "Nicolás Gómez Dávila y la crisis de Occidente" y a la Feria Internacional del Libro, en las ciudades italianas de Trento y Turín, por lo que solicitó "la cobertura de los gastos correspondientes".

Viáticos

El secretario parlamentario del Senado autorizó la liquidación de viáticos, pasajes y seguro de asistencia al viajero en favor del legislador, cuyo detalle es el siguiente: 53.509,80 pesos en concepto de pasajes y tasa de aeropuerto y 2.100 euros en concepto de siete días de viáticos.

Por su parte, el senador santiagueño Emilio Rached informó que realizó una visita oficial al Reino de Marruecos, invitado por el embajador Fouad Yazoueh, entre los días 28 de marzo y 3 de abril de 2013, aclarando que viajó asistido por una empleada suya, cuyo nombre y número de legajo figuran en el respectivo decreto.

La secretaría administrativa del Senado procedió entonces a pagarle a Rached $35.939,10 en concepto de pasajes y tasa de aeropuerto y 2.100 dólares en concepto de 7 días de viáticos.

El mismo monto en pasaje le fue abonado a la asistente, a quien le otorgaron en concepto de viáticos 1.890 dólares.

Asimismo, la senadora pampeana María de los Ángeles Higonet concurrió con dos empleados suyos a la "III Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo" que se realizó en Cuba, por lo cual se le abonaron pesos 9.390,80 en concepto de pasajes y tasa de aeropuerto y mil dólares por 5 días de viáticos.

Si bien el Congreso se realizó entre los días 28 y 30 de enero de 2013, la senadora solicitó una ampliación de sus viáticos para las fechas en que de acuerdo a lo publicado en el Decreto estuvo en Cuba: del 27 de enero al 9 de febrero.

Además, a sus empleados se les abonó pesos 6.800,80 en concepto de pasajes y tasa de aeropuerto y 900 dólares por viáticos.

A Miami...

En el caso de Liliana Fellner, la senadora jujeña solicitó la liquidación de pasajes, viáticos y seguro de asistencia al viajero en favor de dos empleados suyos que fueron invitados a participar en carácter de asesores de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión al "III Foro Anual Latinoamericano de Telecomunicaciones, Tecnología y Política Pública de Internet" que se realizó entre el 14 y 16 de mayo en Miami.

Por pasajes y tasas de aeropuerto se les abonó a cada uno $ 7.899,60 y 1.350 dólares en concepto de 5 días de viáticos.

Mención aparte merecerían los gastos en viaje de la Dirección General de Imagen Institucional y Tecnologías de la Comunicación del Senado.

Al igual que los anteriores se atienden con recursos de las partidas específicas del presupuesto vigente del Senado de la Nación y autorizado su anticipo con cargo de reintegro por intermedio de las cuentas "Fondo Rotatorio" y/o "Sobrantes".

Finalmente, caben dos reflexiones. La primera es plantearse si es razonable utilizar recursos del Estado en este tipo de viajes, teniendo en cuenta las necesidades y urgencias sociales que hay en el país.

La segunda es señalar que aún si los costos de los viajes al exterior fueran abonados por quienes los invitan, la prioridad de los legisladores es atender las responsabilidades del cargo para el cual la ciudadanía los votó en lugar de hacer turismo político. ///

(*) Director general del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América latina (Cadal).

Fuente: Ecos Diarios (Necochea, Argentina), 26 de septiembre de 2013