Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
Documentos desclasificados confirman intercambio de favores entre Fidel y Videla
20 de noviembre de 2014
El director de CADAL considera que si Buenos Aires “fuese coherente con los principios de memoria, verdad y justicia, la Argentina debería tener una posición frente al régimen de partido único cubano, similar a la que hasta ahora han tenido los checos”.
Fuente: El Cronista Comercial (Buenos Aires, Argentina)

En 1977, el presidente cubano pidió a su par argentino apoyo para la elección en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud.

El Diario de Cuba publicó ayer una información, certificada con documentos desclasificados por el Gobierno de Argentina, en la que está certificado “un intercambio de favores” entre Fidel Castro y la dictadura militar argentina -que duró de 1976 a 1983-. Los documentos confirman el apoyo del presidente cubano al, por entonces presidente de facto, Rafael Videla, en Naciones Unidas (ONU), pese a sostener una posición pública contraria al régimen argentino.

El documento certifica que en 1977, Cuba pidió al gobierno de facto de la Argentina apoyo en la ONU para poder ingresar al Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La dictadura militar autorizó la operación, y solicitó en contrapartida el voto de La Habana para la reelección de Argentina en el Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC).

Hace algún tiempo atrás, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina anunció el lanzamiento de una herramienta virtual de búsqueda que permitiría el acceso a más de 5.800 archivos correspondientes al período de la dictadura militar. De esos archivos surgen estos documentos que prueban la alianza diplomática.

En el más importante de los cables, con fecha 20 de abril de 1977, se puede leer cómo Buenos Aires autoriza a su Embajada en La Habana a “solicitar un intercambio de votos” para la reelección de Argentina en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC).

“En consideración al pedido de apoyo solicitado por Cuba para su elección en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, autorízase [sic] a V.E. a solicitar en cancillería local un intercambio de votos en favor de la postulación de nuestro país a la reelección en el ECOSOC y se servirá informar resultados por esta misma vía”, dice textualmente el despacho.

Calificado de “muy urgente” y “secreto”, el documento está firmado por Fernando L.M. Ricciardi, del Departamento de Organismos Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

En otro cable secreto, fechado el 12 de septiembre, el embajador argentino en La Habana, Francisco Molina Salas, escribe: “Oficializose [sic] apoyo cubano ECOSOC”. Dos días después, el Departamento de Organismos Internacionales de la cancillería argentina envía un documento a su misión en Naciones Unidas para confirmar el compromiso cubano.

“Recibióse [sic] confirmación apoyo Cuba reelección en ECOSOC totalizando candidatura argentina 18 votos”, recoge el cable.

Gabriel Salvia, director general del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), dijo ayer que los documentos desclasificados “permiten corroborar la alianza tácita que mantuvieron ambos regímenes represivos”.

“Cuba se encontraba entre los países con los cuales la dictadura militar argentina mantenía relaciones diplomáticas normales. Luego se comprueban los intercambios de favores”, explicó Salvia en diálogo a Diario de Cuba.

El Gobierno de Cristina Kirchner desclasificó 5.832 documentos y resoluciones secretas, por intermedio de la Comisión de Relevamiento para la Recuperación de la Memoria Histórica.

“Lo contradictorio, en el actual gobierno argentino, es su política amistosa con la dictadura cubana, porque excluye a la memoria de la relación bilateral”, cuestiona Salvia.

El director de CADAL considera que si Buenos Aires “fuese coherente con los principios de memoria, verdad y justicia, la Argentina debería tener una posición frente al régimen de partido único cubano, similar a la que hasta ahora han tenido los checos”.

Jorge Rafael Videla, fallecido en 2013 a los 87 años, lideró la junta militar argentina y fue declarado responsable por la muerte y desaparición de miles de personas.

Fuente: El Cronista Comercial (Buenos Aires, Argentina), 20 de noviembre de 2014