Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Comunicados

Observatorio de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos

9 de octubre de 2020

Participación en consulta a la Sociedad Civil convocada por la UE

Para la Unión Europea, la sociedad civil es un actor fundamental, sobre todo cuando se trata de temas directamente relevantes a su condición de existencia, bienestar y desarrollo como son los derechos humanos. Es por esta razón que siempre, antes del diálogo oficial, organizan un encuentro con representantes de organizaciones de la sociedad civil, en particular aquellas que se dedican a la defensa de los DDHH que, en Argentina en particular, por el fuerte compromiso que el país tiene con los DDHH, son muchas. El objetivo de este encuentro es escuchar a la sociedad civil, tomar nota de sus inquietudes, críticas, demandas y propuestas en el ámbito de los DDHH, para poder tener su perspectiva presente durante el diálogo posterior con las autoridades.

Unión Europea

CADAL participó en una convocatoria de la Delegación de la Unión Europea en la Argentina junto a Amnistía Internacional, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Fundación Huésped y el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP). Los temas incluidos en la reunión fueron: 1) Género, derechos de la mujer; 2) Impacto del Covid-19; 3) Migrantes y refugiados; 4) Discriminación en inclusión (LGBTI, infancia, discapacidad); 5) Pueblos originarios; 6) Empresas y derechos humanos; y 7) Violencia institucional. El encuentro fue virtual y en representación de CADAL participaron Brian Schapira, Director de Relaciones Institucionales, y Cecilia Noce, Investigadora Asociada.

El encuentro incluyó presentaciones de las organizaciones de la sociedad civil, por orden alfabético, 10 minutos cada organización, y un espacio de 40 minutos para preguntas y comentarios con representantes de la Delegación de la UE y de las embajadas de los estados miembros.

Entre las principales preocupaciones planteadas por CADAL se incluyeron: 1) El marcado retroceso y deterioro de la calidad institucional en la Argentina por el limitado funcionamiento del Congreso Nacional y el intento de cercenar la independencia del Poder Judicial; 2) Amenazas a la libertad de expresión y ataques a la prensa; 3) Violencia institucional que incluyeron desapariciones forzadas y restricciones a la libertad de movimiento; 4) Política exterior errática en cuanto al compromiso con los derechos humanos; y 5) Restricciones a la libertad de expresión artística.

Sobre la violencia institucional, uno de los siete temas incluidos en la convocatoria, CADAL señaló dos desapariciones forzadas, en la Provincia de Buenos Aires (caso Astudillo Castro) y en la Provincia de Tucumán (caso Espinoza). En ambos casos los cuerpos ya aparecieron. En muchas provincias CADAL señaló que hay un patrón de gran exceso, en particular, la provincia de Santiago del Estero y la Provincia de San Luis. También se destacó la preocupación por cierres de fronteras interiores tanto de Provincias como de Municipios. CADAL resaltó como ejemplo de esto último un caso con decenas de personas varadas en pleno invierno en la ruta en el límite de Chaco y Formosa viéndose impedidas de regresar a su propia provincia (Formosa).

En el marco del proyecto con la ONG danesa Freemuse, CADAL también señaló la criminalización de la expresión artística, como el control administrativo de las instituciones de cultura; el intento del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de impedir la participación de cineastas independientes en el Festival de Cine de Mar del Plata a través de la cláusula restrictiva que exigía financiamiento previo por parte del INCAA; y la censura por cepo a la importación de libros.

Los Derechos Humanos (DDHH) es uno de los temas permanentes de la agenda de política exterior de la Unión Europea que siguen tanto en sus relaciones bilaterales como multilaterales. En el contexto de las relaciones bilaterales la UE realiza cada año un diálogo bilateral con las autoridades que en el ámbito gubernamental se dedican a la temática de DDHH, como, en el caso de la Argentina, la Dirección de DDHH en Cancillería, la Secretaría de DDHH (ministerio de justicia) y otros organismos. El diálogo propiamente dicho tiene lugar entre la Jefa de la Delegación de la Delegación de la UE, representantes de las Embajadas de los Estados Miembros de la UE que participan del encuentro, y las autoridades correspondientes de Cancillería y representantes de otras instancias en el gobierno que se ocupan de la temática.