Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Comunicados

Observatorio de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos

29 de enero de 2021

Respuesta a las declaraciones de Horacio Pietragalla

Las declaraciones del Secretario de Derechos Humanos de la Nación sólo pretenden desviar la atención sobre las graves y actuales violaciones a los Derechos Humanos que efectivamente se están cometiendo en la Provincia de Formosa. El sólo hecho de que en estos días se habrían liberado a decenas de personas de los “Centros de Aislamiento Preventivo” (a sabiendas de la visita pública del Secretario), confirma la situación denunciada por CADAL y BASES REPUBLICANAS.

Horacio Pietragalla, Secretario de Derechos Humanos de la Nación

Las organizaciones de la sociedad civil BASES REPUBLICANAS y CADAL solicitamos la semana pasada ante la COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (CIDH) el otorgamiento de medidas cautelares respecto de la situación de múltiples violaciones a los derechos humanos que se viven en la Provincia de Formosa, República Argentina, y que son de público conocimiento.

En función de eso, queremos expresar nuestras consideraciones con relación a las declaraciones realizadas en el día 28 de enero por el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla.

El Sr. Pietragalla expresó que en la Provincia de Formosa no existen centros clandestinos de detención, que no se cometen delitos de lesa humanidad, y que no existen violaciones sistemáticas a los derechos humanos.

Al respecto manifestamos que sus declaraciones resultan inapropiadas y fuera de contexto, toda vez que jamás hemos expresado que se tratara de hechos que merecían tal calificación. Coincidimos en que la utilización de esos términos -sobre los cuales el propio Secretario ha basado sus argumentos, resultan una banalización de los mismos.

Las declaraciones del Secretario, en ese sentido, sólo pretenden desviar la atención sobre las graves y actuales violaciones a los Derechos Humanos que efectivamente se están cometiendo en la Provincia de Formosa, entre otras: 

a) impedir por meses que miles de ciudadanos residentes en la Provincia puedan regresar a sus hogares, manteniéndolos en muchos casos en los límites de la Provincia viviendo sobre las rutas en condiciones extremadamente penosas;

b) establecer extensas cuarentenas obligatorias (incluso de más de 14 días) en los denominados “Centros de Aislamiento Preventivo”, a quienes ingresan en la Provincia más allá de si son o no son “positivos” de COVID; a quienes residiendo en la Provincia resulten contactos estrechos de casos “positivos” de COVID; a quienes siendo casos “positivos” de COVID no presentan síntomas o presentan síntomas leves de la enfermedad impidiéndoles cursarlas en sus hogares. Generando además toda esta situación que se exponga a personas sanas al contagio.

c) mantener a ciudadanos privados de su libertad de modo irrazonable en los Centros de Aislamiento Preventivo, los cuales carecen de las condiciones mínimas de salubridad, comodidad y privacidad; son sometidos a maltratos y se los priva en muchos casos de información certera sobre los  resultados de los tests o directamente se los mantiene durante varios días sin siquiera realizarlos; y se han separado familias dejando a menores sin sus padres y a los padres sin saber dónde y cómo estaban sus hijos.

De haber existido declaraciones en el sentido respecto a que la situación implicaba la comisión de delitos de lesa humanidad y la existencia de “centros clandestinos” (declaraciones sobre las cuales no tenemos conocimiento) las rechazamos y repudiamos. Queremos remarcar que nuestras organizaciones jamás se han expresado en esos términos, como se podrá comprobar fácilmente quien se tome el trabajo de leer todas nuestras comunicaciones.

Pero aún de haber ocurrido dichas expresiones, no deben servir de excusa para que las autoridades nacionales y provinciales desvíen la atención de las actuales y reales violaciones a los derechos que padecen miles de formoseños. El sólo hecho de que en estos días se habrían liberado a decenas de personas de estos centros (a sabiendas de la visita pública del Secretario),  confirma la situación que se denuncia.

BASES REPUBLICANAS - CADAL

 
 
 
Más artículos sobre el proyecto Observatorio de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos
 
Últimos videos