Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Comunicados

Defensa y promoción de la institucionalidad democrática en la Argentina

7 de junio de 2021

Día del periodista en Argentina: la información es un derecho que los gobernantes democráticos están obligados a garantizar

Porque vivimos un momento bisagra, entre consolidar la democracia o retroceder a los casilleros del autoritarismo que recorren nuestra historia reciente, es que nadie puede eludir la condena a los ataques a la prensa sin correr el riesgo de tornarse cómplices de esa concepción antidemocrática que confunde prensa con propaganda y escribas del gobierno con periodistas.

El 7 de junio se celebra el día del periodista en Argentina, en homenaje a la aparición del primer periódico patrio, La Gazeta de Buenos Ayres, fundada por Mariano Moreno en 1810.

La mejor forma de conmemorar el día del periodista es recordar cuál es la función de la prensa en una sociedad democrática en momentos que las democracias que le dan fundamento a la prensa, están amenazadas por una concepción de poder autocrática. Vale preguntar: ¿Por qué el primer acto de las tiranías es imponer la censura? Precisamente para cancelar la crítica, el control y las limitaciones al poder que entrañan esas críticas y ese control. La historia de Argentina está atravesada por ese gesto torpe y brutal que es cancelar la libertad de expresión, consagrada ampliamente por la normativa universal de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos y por nuestra Constitución Nacional. Una herencia autoritaria que explica que se sabe ejercer el poder pero no se sabe gobernar con el poder de la ciudadanía.

Sobrevive la confusión entre prensa y propaganda, empresa con prensa y lo que es más grave, equiparar a un periodista con un funcionario público. Los periodistas NO SON EMPLEADOS PUBLICOS, son servidores del público, la ciudadanía.

En nuestro país, hoy se dice que existe libertad de decir, sin embargo, no se reconoce como censura el que desde el poder se distribuya la publicidad oficial de manera discrecional, se niegue la información pública, inherente a una democracia transparente. Pervive la concepción antidemocrática de creer que el gobernante es el que concede la palabra y no que la libertad de expresión es un derecho universal, la madre de todas las libertades. Si los argentinos no sabemos defender la libertad que nos corresponde por Derecho constitucional, nos terminaremos arrodillando como esclavos ante los que exhiben la fuerza porque carecen de razón.

Es un momento crucial para que demostremos nuestro compromiso con la democracia. Debemos recordar también que los diarios portan valores simbólicos, culturales. Portan libertad, la que deben tener los ciudadanos para decidir libremente. Porque vivimos un momento bisagra, entre consolidar la democracia o retroceder a los casilleros del autoritarismo que recorren nuestra historia reciente, es que nadie puede eludir la condena a los ataques a la prensa sin correr el riesgo de tornarse cómplices de esa concepción antidemocrática que confunde prensa con propaganda y escribas del gobierno con periodistas.

Quien no aprecia la libertad termina actuando como un esclavo.

Mariano Moreno¿Por qué la actividad periodística está tan protegida constitucionalmente? Desde 1948, cuando en el artículo 19 la Declaración Universal de los Derechos humanos consagró como derecho que ninguna persona puede ser molestada, perseguida por la libertad del decir, toda la normativa internacional que los países democráticos han ido incorporando a sus Constituciones, ha ido profundizando esa protección.

Un periodista no está obligado en los Tribunales a revelar cómo consiguió la información, se han derogado los llamados delitos de prensa como eran el desacato, la calumnia y la injuria. La cláusula de conciencia con la que cuentan los periodistas en la mayoría de los países democráticos los protege de los cambios editoriales de las empresas. ¿Por qué semejante protección? NO porque los periodistas sean privilegiados sino porque sirven a un bien superior, el derecho de las sociedades a ser informadas.

De modo que la información es un derecho que los gobernantes democráticos están obligados a garantizar, ni mercancía, ni propaganda, Derecho.

Pero si el periodista no puede ser censurado previamente porque se admite la responsabilidad ulterior, debe saberse también que la única limitación a la libertad de expresión es la responsabilidad y no incitar al odio y la violencia.

El 7 de junio se celebra el día del periodista en Argentina, en homenaje a la aparición del primer periódico patrio, La Gazeta de Buenos Ayres, fundada por Mariano Moreno en 1810.

 
 
 
 
Últimos videos