Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Prensa

20 de enero de 2006

''Hace falta ley para prohibir gasto''

Fuente: Ambito Financiero (Buenos Aires, Argentina)

"Se necesita una ley que prohíba al gobierno gastar los ingresos que son extraordinarios", reclamó ayer Pedro Isern Munné desde el último informe del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).

El economista se refería a la recaudación impositiva que proviene en buena medida de las retenciones a las exportaciones que, además, están beneficiadas por los precios altos de los commodities. El director del Area Económica y de Derecho de Estado del CADAL hizo hincapié también en las carencias institucionales en la Argentina y expuso como ejemplo las exitosas políticas chilenas.

Estos son los puntos salientes del informe:

- La "regla fiscal" -que logró establecerse en Chile en el 2000- pone un límite a los gastos, para mantener un superávit estructural del presupuesto de 1% del PBI. Esto permite al gobierno adoptar políticas fiscales contracíclicas en tiempos de recesión.

Fortalecimiento

- La decisión de respetar la "regla", por parte de Michelle Bachelet, presidenta electa de Chile, así como por parte de los candidatos de centroderecha Joaquín Lavín y Sebastián Piñera, en el período 2006-2010, introduce un nuevo impedimento cualitativo: esta regla no sería ya sólo un instrumento de política de una administración sino de dos, ya que la implementó Ricardo Lagos. Esto fortalece el factor institucional hacia el futuro, por la previsibilidad que otorga.

- Quien triunfe en 2010 tendrá un costo político mayor si intentara eliminar o modificar la regla: allí reside la vigencia de la institución.

- El buen manejo fiscal se refleja en el coeficiente de deuda de una economía. Chile muestra un excelente desempeño si se lo compara tanto con países desarrollados como con países en transición y latinoamericanos. En 2004, la deuda pública chilena representaba menos de 20% de su PBI, mientras la argentina superaba 100%.

- Una nueva clase de círculo vicioso se está consolidando en países como la Argentina y Venezuela, debido a la incapacidad de limitar el persistente incremento del gasto público a partir de los ingresos extraordinarios generados por los altos precios de los commodities, como la soja y el petróleo, respectivamente.

- Los gobiernos de la Argentina, Venezuela y Rusia tuvieron sucesivos déficits en la década pasada y sucesivos superávits en los últimos años. En ambas situaciones los derechos de propiedad se vieron amenazados debido a la debilidad institucional de estos países, que hace imposible generar mecanismos para limitar la arbitrariedad del gasto.

Amenaza

- Los actuales superávits alcanzados por estos gobiernos amenazan también los derechos de propiedad, ya que son usados por la administración para cooptar funcionarios, profundizar prácticas clientelistas, limitar a la oposición y presionar a periodistas, funcionarios y empresarios independientes.

- Las retenciones agropecuarias suponen una captura de rentas por parte de un gobierno central a un sector que no posee una eficiente organización para resistir dicha captura. Hay que prohibir totalmente el gasto de ese dinero por la administración en curso.

- La Argentina necesita una ley que actúe como la regla fiscal en Chile que plantee la imposibilidad de utilizar los recursos extraordinarios de los impuestos a las exportaciones para financiar gastos corrientes.