Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Prensa

5 de septiembre de 2003

PIDEN A BIELSA QUE LA EMBAJADA EN CUBA INVITE A LOS DISIDENTES

Fuente: La Nación (Buenos Aires, Argentina)

En coincidencia con la designación de Taleb

La iniciativa emula la llamada diplomacia del canapé, aplicada por Europa. El requerimiento fue hecho por el director del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América latina. La SIP expresó su preocupación por la situación de los periodistas en la isla
 
En coincidencia con la designación del diputado entrerriano Raúl Abraham Taleb como embajador en Cuba, el director general del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América latina (Cadal), Gabriel Salvia, y Fernando Ruiz, autor del libro "Otra grieta en la pared" (relato sobre las dificultades para ejercer el periodismo en la isla), propusieron al canciller Rafael Bielsa, por medio de una carta, que sean invitados a la embajada argentina en La Habana los periodistas independientes y los líderes de la oposición cuando se celebren fiestas nacionales.

La propuesta, esbozo de un proyecto de resolución, ha coincidido con un renovado reclamo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) al régimen de Fidel Castro por "las deplorables condiciones que padecen los periodistas independientes que cumplen condenas de hasta 27 años en prisión".

En Cuba, grano no democrático de la región, las embajadas europeas han comenzado a ejercer la diplomacia del canapé. Desde el 5 de junio, los 15 miembros de la Unión Europea invitan a sus fiestas nacionales a los disidentes, de modo de equipararlos con los funcionarios.

La designación de Taleb viene a cubrir la vacante que propició Castro en mayo de 2001: acusó al gobierno de Fernando de la Rúa de "lamer la bota yanqui" en vísperas de un nuevo voto de condena al régimen en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en Ginebra; el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini ordenó el regreso al país de Oscar Torres Avalos.

Promesa de pago

Disculpas por el agravio no hubo. En medio del circo que montó en Buenos Aires, Castro prometió a Kirchner que pagará la deuda que tiene con la Argentina desde 1973: 1300 millones de dólares, con intereses. De ahí, la oferta de Bielsa al banquero Carlos Heller para que fuera embajador, pero éste no aceptó.

Durante el gobierno de Eduardo Duhalde, la Argentina conservó el voto de condena por las violaciones de los derechos humanos, en el primer año, y viró a la abstención en el segundo, por pedido de Kirchner, aún candidato.

La situación en la isla ha empeorado, sin embargo. Hubo tres fusilamientos sumarios por intentos de fuga. Y hay una purga, que afecta en especial a los periodistas: 28 entre 75 condenados.

"Tres periodistas independientes encarcelados en Boniato, provincia de Santiago de Cuba, iniciaron el 31 de agosto una huelga de hambre destinada a llamar la atención de las autoridades y de organismos internacionales sobre las carencias de los prisioneros, la pésima alimentación y la inapropiada asistencia médica, entre otros reclamos", dijo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, Rafael Molina.

La diplomacia del canapé podría ser un atenuante, aducen sus impulsores, así como lo fue, durante la dictadura argentina, la protección que ofrecieron algunos gobiernos extranjeros a aquellos que eran perseguidos.

Por Jorge Elías
De la Redacción de LA NACION
Si desea acceder a más información, contenidos relacionados, material audiovisual y opiniones de nuestros lectores ingrese en : http://www.lanacion.com.ar/03/09/05/dp_524882.asp

La Nación (Buenos Aires, Argentina)
La Nación (Buenos Aires, Argentina)