Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Artículos

Promoción de la Apertura Política en Cuba

13 de enero de 2011

Desde la Argentina

Fue una sorpresa grata enterarnos que los argentinos, luego de haber pasado por consecutivas dictaduras militares, fundaron CADAL. Solo los que han sufrido situaciones similares pueden comprender lo que sucede en otros países y ser solidarios, palabra que parece haber perdido su sentido en el medio diplomático acreditado en Cuba, salvo raras excepciones.
Por Frank Cosme Valdés Quintana

Santos Suárez, La Habana, 13 de enero del 2011, (PD) Hubo un tiempo, hace ya más de medio siglo, en que hubo una gran afinidad del pueblo cubano con el argentino.  Varias fueron las razones. Una de ellas fue que muchos de sus artistas tuvieron programas de TV en La Habana, (Dick y Biondi, los hermanos Tono y Gogo Andréu). Otra, que muchas de las películas argentinas trataban sobre Cuba y muchas veces eran protagonizadas por artistas cubanos muy populares en esos tiempos, como Blanquita Amaro y Otto Sirgo. Algunas eran actuadas también por cubanos que radicaban en ese país, como Amelita Vargas o Adrián Cuneo.

Pero tal vez el mayor recuerdo de esto, sobre todo para los que ya estamos en la sexta década de la vida, era la infinidad de películas argentinas que proyectaban por el circuito CMQ-TV todas las tardes. Los nombres de: Zully Moreno, Delia Garcés, Olinda Bozán, Luís Sandrini, Juan Carlos Torri y los "5 grandes del buen humor" por citar algunos pocos, no se me han borrado de la mente. Bastante reí, sobre todo con estos cinco últimos.

Años más tarde nos enteramos que Goar Mestre, uno de los pioneros de la TV cubana, propietario de la CMQ y fundador también de la TV en Argentina, estaba casado con una hija del país austral, lo que de hecho lo convierte en uno de los cubanos que más hizo por el acercamiento y conocimiento mutuo de nuestros pueblos.

Pero hay un hecho reciente que ha contribuido de nuevo al acercamiento de Cuba y Argentina, el premio otorgado por CADAL (Centro para la Apertura y Desarrollo de América Latina), con sede en Buenos Aires, a diplomáticos acreditados en Cuba.

Fue una sorpresa grata enterarnos que los argentinos, luego de haber pasado por consecutivas dictaduras militares, fundaron CADAL. Solo los que han sufrido situaciones similares pueden comprender lo que sucede en otros países y ser solidarios, palabra que parece haber perdido su sentido en el medio diplomático acreditado en Cuba, salvo raras excepciones.

Estas raras excepciones fueron reconocidas por esta organización en un premio denominado "A la Diplomacia Comprometida en Cuba 2009-10" y fueron otorgados a tres diplomáticos que se distinguieron por brindar apoyo a los demócratas cubanos, la holandesa Cecilia Wijgers, el sueco Ingemar Cederberg y el alemán Volker Pellet, quienes modestamente declararon que el premio no era solo para ellos, sino para las embajadas que representan a sus respectivos países.

Más grato aún fue saber que los argentinos solicitaron a los distintos grupos contestatarios cubanos su opinión. Entre los consultados se encontraba la directiva de nuestra Primavera Digital y periodistas del mismo, así como representantes de amplios sectores de opinión, muchos ya internacionalmente conocidos.

Después de los tantos sinsabores que se pasan en esta desigual lucha por los derechos ciudadanos, en la que muchas veces representantes de gobiernos, personalidades religiosas, corresponsales etc., olímpicamente ignoran a estas mujeres y hombres que escriben una hermosa página de nuestra historia, reconforta y recompensa con creces el reconocimiento de esta organización argentina a estos diplomáticos y a la vez a los cubanos que solo desean un cambio pacífico.

http://www.primaveradigital.org/primavera/index.php?option=com_content&view=article&id=582:desde-la-argentina&catid=54:politica&Itemid=71