Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Artículos

Observatorio de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos

6 de septiembre de 2012

El Día del Espejismo

(DyN) Vale la pena compartir las conclusiones a las que llegó un matrimonio uruguayo, cuyo único hijo fue un militante tupamaro asesinado por un grupo de tareas: “¡Cuidado con los inventores de espejismos!”
Por Gabriel C. Salvia
@GabrielSalvia

BUENOS AIRES, set 06 (DyN) - Si hay algo que le falta actualmente a la Argentina para profundizar su retroceso democrático es la reivindicación de la violencia política.

Sin embargo, eso es lo que harán varias organizaciones sociales que apoyan al gobierno de Cristina Fernández al “celebrar” el “Día del militante montonero” con un acto homenaje que recordará los 42 años de la “caída en combate” de Fernando Abal Medina y Gustavo Ramus.

En su lugar, una ciudadanía madura debería recordar el "Día del espejismo", es decir, los fines por los cuáles combatieron aquellos militantes revolucionarios, arrastrando sus líderes a decenas de jóvenes inocentes que dieron la vida por una fantasía política.

Al respecto, vale la pena compartir las conclusiones a las que llegó un matrimonio uruguayo, cuyo único hijo fue un militante tupamaro que, a los dieciocho años de edad, fue asesinado por un grupo de tareas que irrumpió violentamente en su casa de Montevideo.

En un conmovedor testimonio, a veinte años de la muerte de su hijo, el matrimonio de Filomena Rovira y Carlos Grieco escribía lo siguiente: “Nosotros, tus padres, quisiéramos preservar con estas reflexiones la vida de muchos jóvenes, pidiéndoles solamente que no crean todo, que investiguen, que pregunten, que duden. No era así de fácil hacer un mundo nuevo, hacer un hombre nuevo, como te lo hicieron creer, como nos lo hicieron creer”.

Y más adelante afirmaban: “¡Cuánta confusión se sembró en aquellos años, sin medir que eran vidas humanas lo que estaba en juego! ¡Cuidado con los inventores de espejismos!”.

Así, quienes luego del asesinato de Horacio decidieron inicialmente continuar con su lucha, con los años terminaron entendiendo que la persona que más amaban había muerto nada más que por un espejismo.

Los Rovira-Grieco se suicidaron el 8 de julio de 2009 en un hotel cercano a la estación terminal de micros de Montevideo.

Desde la muerte de su hijo, escribieron un libro sobre su historia en tres ediciones diferentes, cuya primera versión obtuvo un premio de la Casa de las Americas de Cuba. Sobre su caso el periodista Iván Kirichenko, editor de política del semanario uruguayo "Búsqueda", publicó una desgarradora biografía novelada del matrimonio titulada “La última fuga”.

La sociedad argentina ya aprendió hace rato que los militares fueron la peor alternativa para poner orden político y encauzar la situación económica, lo cual es un gran logro de la Memoria y de las casi tres décadas de democracia.

El gran desafío ahora es rescatar la importancia que tiene en la vida democrática el convivir pacíficamente con quienes piensan diferente e incluso muy diferente, lo cual implica alejarse de todo tipo de visiones dogmáticas.

Gabriel C. Salvia es Director General del Centro para la apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).