Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Artículos

18 de julio de 2013

¿Cómo va la pelea en en el Gran Buenos Aires?

(7 Miradas) Hay un tercio que sigue diciendo que votará al candidato k. Si los que dicen votar a Massa pero al mismo tiempo se asumirían kirchneristas (7% del electorado) + los indecisos en la misma condición son proyectados hacia Insaurralde, el resultado es muy distinto: en ese caso el intendente de Lomas se impondría al de Tigre por 36% a 32.
Por Carlos Fara
@carlosfara

(7 Miradas) Por ahora gana Massa, obvio. El tema es si esa ya es la fotografía definitoria o no. Veamos que pasa en las profundidades del océano (se analizan datos terminados de recabar el jueves 11):

-El escenario sigue frío: el 87% no responde por ningún candidato cuando se realiza la pregunta de intención de voto con respuesta espontánea.

-Fuera de los 4 principales candidatos no hay ningún otro instalado.

-Con las opciones a la vista, el 15% sigue sin definirse por ninguno: ese público está pesimista respecto al futuro del país, aunque está dividido al medio según su opinión respecto a la gestión presidencial.

-El 33% dice que votaría en esta elección a un candidato K y el 36% prefiere que el gobierno gane el comicio.

-El 32% cree que en el fondo la lista de Massa es un aliado del kirchnerismo: esto lo ve así el 64% de los votantes de Stolbizer, pero solo el 40% de los de De Narváez (FDN).

-También un 31% piensa que luego de la elección Massa se unirá al bloque del gobierno.

-El 45% coincide en que con las candidaturas de Massa, De Narváez e Insaurralde, la elección es en realidad una gran interna del peronismo: eso lo comparte el 71% del voto de Stolbizer y el 59% de FDN, lo cual puede llevar a proyectar que el electorado de ambos no se desangre tanto hacia una polarización.

-Todo esto se da en el marco en el cual la gestión presidencial es aprobada por el 48% y desaprobada por la misma cifra.

Massa está sacando más diferencia sobre el candidato k en la primera sección electoral, las mujeres, los segmentos medio y medio alto, y los que tienen teléfono fijo. No hay diferencias apreciables por edad. Su perfil político sigue siendo efectivamente transversal a todos los estratos pre existentes, con un 41% de votantes CFK 2011. Nada novedoso.

La cuestión es que hay un tercio que sigue diciendo que votará al candidato k. Si los que dicen votar a Massa pero al mismo tiempo se asumirían kirchneristas (7% del electorado) + los indecisos en la misma condición son proyectados hacia Insaurralde, el resultado es muy distinto: en ese caso el intendente de Lomas se impondría al de Tigre por 36% a 32. Esto significa que si el gobierno logra recuperar todas las ovejas de su rebaño, la elección puede ser mucho más disputada de lo que alumbra hoy.

Como dicen los relatores de beisbol en los EE.UU.: esto no se acaba hasta que se acaba.

Fuente: (7 Miradas)