Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Observatorio de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos

Analizamos el estado de la transformación en los países clasificados como autocracias en el Bertelsmann Transformation Index (BTI).

China: Una autocracia rígida que pierde credibilidad a nivel internacional

Leer

La transformación económica autoritaria en Singapur

La gran falla en el proceso de transformación de Singapur, tan abierto en lo económico y comercial, es que no ha llevado a cabo una apertura en lo político. Si en el Bertelsmann Transformation Index (BTI) ranquea sexto en transformación económica, en cuanto a la política tiene el puesto número 74. Singapur está lejos de reconocer los derechos civiles y las libertades políticas de sus ciudadanos. Sus elecciones no son libres o justas. Otros derechos de su población se han visto igualmente limitados, como los de expresión y asociación. Los mecanismos de accountability se ven muy limitados, debido a la falta de independencia del poder judicial y al extenso control del gobierno sobre los medios de comunicación.

Rusia: una autocracia cada vez más restrictiva que se postula al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Leer

Arabia Saudita: Una «autocracia rígida» que aspira a un quinto período en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Leer

Nicaragua y la crisis que recrudeció todos los males

Leer

Hernández reconvirtió a Honduras en una autocracia

Leer

Venezuela se encuentra en caída libre

Si se toma la definición de «transformación» que ofrece la propia Bertelsmann Stiftung: «un cambio integral y políticamente impulsado en el que un sistema autoritario y un orden económico dominado por el Estado o clientelar evolucionan en dirección a la democracia y hacia una economía de mercado»”, no cabe duda que el proceso en Venezuela ha estado lejos de esto. Su situación, de hecho, es tristemente calificada por el informe como un «milagro en reverso», con todos los indicadores relevantes desplomándose en apenas una generación.

Egipto: del conservadurismo autoritario de Mubarak al autoritarismo innovador de al-Sisi

Los analistas describen al país como ejemplo de régimen híbrido o de modernización autoritaria. La Constitución de 2014 garantiza la igualdad de derechos, sin discriminación. Sin embargo, de hecho, existe represión sistemática y la mayoría de los egipcios se siente impotente ante el Estado. La situación de los derechos humanos: los casos de Giulio Regeni y Patrick Zaki.

Guatemala es una de las seis autocracias de América Latina

De acuerdo a la edición 2020 del Índice de Transformación Bertelsmann (BTI), la dimensión analítica de Transformación Política ha declinado de manera constante en Guatemala con el pasar de los años. Los indicadores del BTI que se usan para evaluar su régimen político actual son cinco en total y en dos de ellos, para el período 2018-2020, se manifiesta un desempeño menor al mínimo requerido en cada uno para mantener el estándar democrático: el «Poder Efectivo para Gobernar» y la «Separación de Poderes» requieren cada uno un piso de 4 puntos para ser considerados democráticos. En el caso de Guatemala, sendos indicadores se encuentran en 2020 a un nivel de 3 puntos, posicionando a este país como una autocracia.

El estado de la transformación en Arabia Saudita, 2006-2018

Leer

La transformación de Venezuela, 2006-2018

Leer

La transformación de China entre 2006 y 2018

Leer

El estado de Rusia en el Indice de Transformación Bertelsmann 2006-2018

Leer