Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Prensa

22 de mayo de 2006

Dictaduras que se globalizan

Fuente: Diario Perfil (Buenos Aires, Argentina)

Entre los 47 países que integrarán el flamante Consejo de Derechos Humanos de la ONU, 9 están considerados como No Libres, 14 como Parcialmente Libres y 24 como Libres, según la clasificación que realiza Freedom House. De esta manera, solamente son países libres el 50% de los nuevos integrantes del organismo que reemplaza a la cuestionada Comisión.
Al respecto, de los 8 países integrantes de América Latina, sólo Cuba es No Libre. Pero pese a la política de estado expresamente violatoria de las libertades fundamentales (que en Cuba incluye el encarcelar a opositores pacíficos por el "delito" de poseer ejemplares de la Declaración Universal de los Derechos Humanos) la larga dictadura de Fidel Castro recibió nada menos que 135 votos para integrar el Consejo. Es decir, las dos terceras partes de los 191 países que conforman la Asamblea General de la ONU respaldaron con su voto a un régimen que no oculta su desprecio por las libertades democráticas más elementales y que aún así tiene el descaro de postularse para integrar este organismo.
A su vez, un dato muy controvertido de esta votación de los primeros países que integrarán este Consejo, fue el carácter secreto de la misma, lo cual evidencia la falta de un real compromiso internacional con las víctimas de las violaciones de sus libertades fundamentales y demuestra el apoyo global que tienen las dictaduras. Así, al ser el voto secreto, la mayoría de los países prefieren escudar su apoyo a los regímenes represivos antes que aprovechar ese método cuestionable para ocultar su rechazo a los mismos. O sea, en países como los de América Latina -donde fijar posición política frente a la dictadura cubana desata una fuerte discusión interna- el secreto del voto ha servido para apoyar y no para rechazar al régimen de Fidel Castro.
Sin dudas, no es un buen comienzo que este flamante Consejo esté integrado por países en los cuales en mayor, o en menor medida, se violan los derechos humanos, y donde hipócritamente hasta países que disfrutan de las libertades democráticas apoyan a las dictaduras.

Gabriel Salvia es Director General de CADAL.

Fuente: Diario Perfil, domingo 21 de mayo de 2006.

Diario Perfil (Buenos Aires, Argentina)