Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Informes

Observatorio de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos

15 de septiembre de 2020

Arabia Saudita y la protección de los derechos humanos

Resulta muy difícil de conciliar el ideal de los compromisos a los que aspira llegar Arabia Saudita con la gravedad de las denuncias y la cantidad de recomendaciones efectuadas por los actores del sistema universal de protección de derechos humanos y los gravísimos señalamientos de las organizaciones de la sociedad civil. Se trata de un Estado donde las autoridades «persiguen y oprimen disidentes, activistas de los derechos humanos y clérigos independientes. No existen las libertades de expresión, asociación y religión. La pena de muerte se aplica por crímenes como blasfemia, actividades homosexuales, traición y adulterio». Además, «se emplean castigos físicos como la amputación (por crímenes de robo) y palizas» y «la pena capital se aplica cada vez más también por delitos relacionados con drogas o activismo pacífico, ignorando las reclamaciones de que las confesiones de dichos delitos fueron obtenidas mediante tortura y abuso».
Por Roxana Perel
 
  ROXANA PEREL Abogada y escribana (Universidad de Buenos Aires), con un posgrado en Mediación y Resolución de Conflictos (Fundación LIBRA). Trabajó como asesora legal del Ministerio de Justicia durante diez años, hasta octubre de 2018, desempeñándose en el área jurídica internacional. Allí desarrolló experiencia en la presentación y el seguimiento de informes ante el Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal y ante los órganos basados en la Carta de la Naciones Unidas; y en la capacitación para el cumplimiento de los estándares internacionales de derechos humanos. Es Investigadora Asociada de CADAL.

 

Arabia Saudita y la protección de los derechos humanos