Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Libros

Promoción de la Apertura Política en Cuba

7 de octubre de 2004

Corrupción en Cuba y como combatirla

Una propuesta de auditoría social
Por Ricardo A. Puerta
 

El presente estudio es quizás el primero en proporcionar una historia de la corrupción cubana reciente, sugerencias prácticas para llevar a cabo una supervisión social de los dineros y funcionarios públicos, y adelantar una serie de resultados posibles de las aplicaciones propuestas.

Puerta afirma, además, que no todas las sociedades tienen igual nivel de corrupción. Las sociedades donde existen mayores niveles de inversión, de producto interno bruto, respeto a los derechos humanos y civiles, integración a los mercados internacionales, acceso equitativo a oportunidades de desarrollo personal y social, alto nivel de vida y riqueza del país, poseen un nivel de corrupción menor que las sociedades donde sucede lo contrario.

El régimen cubano ha creado un ministerio para perseguir la corrupción. Como señala Puerta, esto indica las dimensiones de la corrupción en el país. Pero desafortunadamente, al igual que en los países latinoamericanos, la corrupción que se combate es la “buena”, la que crea riquezas y burguesía, la de los que superviven por debajo de la ley. El Período Especial destapó el deseo de “democratizar” la modernidad que disfrutaba solo la “familia” gobernante y ahora no lo puede satisfacer sin producir cambios fundamentales. El ministerio que vigila la corrupción es uno de los organismos encargados de evitar que los cubanos tengan derecho a disfrutar de los beneficios del mundo moderno y democrático: derecho a propiedad privada, libertad de expresión, de viajar, de asociación y reunión, entre otros.

Soren Triff