Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Lucha contra el Antisemitismo y Fomento a la Tolerancia Religiosa en Argentina

Instituto Václav Havel

17 de julio de 2015

Discurso por el 21º aniversario del atentado a la AMIA

Como dijimos el año pasado, lo que más acerca a la muerte no es la vejez, sino el olvido. Por eso siempre decimos que la primera muerte de nuestros familiares llegó de la mano de los asesinos y la segunda muerte puede llegar con el olvido y la indiferencia.
Por Mario Averbuch
 

Como dijimos el año pasado, lo que más acerca a la muerte no es la vejez, sino el olvido. Por eso siempre decimos que la primera muerte de nuestros familiares llegó de la mano de los asesinos y la segunda muerte puede llegar con el olvido y la indiferencia. Por eso les pedimos que nos acompañen en nuestra lucha de todos los días. Para que la impunidad no nos gane más. Sabemos claramente que solo están perdidas las batallas que no se dan. Por eso estamos convencidos que hay que seguir peleando por un país mejor que conserve la memoria de las cosas que nos pasaron y nos pasan, para que no nos vuelvan a pasar. Debemos luchar todos juntos para que la impunidad no nos gane y que no seamos más el campo de ensayo del terrorismo asesino. Debemos luchar por Justicia y Memoria para que de una vez por todas podamos tener el país que los argentinos nos merecemos, sin odios ni ataques a quién piensa distinto. En donde todos juntos podamos decirle no al terrorismo, a la impunidad y a la falta de justicia.

Discurso pronunciado por el Dr. Mario Averbuch, padre de Yanina, fallecida en el Atentado a la AMIA.