Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Informes

Observatorio de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos

24 de agosto de 2020

China: Una autocracia rígida que pierde credibilidad a nivel internacional

El informe de China del Bertelsmann Transformation Index (BTI) de 2020 muestra pocos cambios del gigante asiático desde el último informe de 2018. Los desafíos estructurales siguieron intensificándose y la dirección del partido único, PCCh, no considera la transformación democrática como un objetivo a perseguir. Por el contrario, la administración del presidente Xi Jinping continuó la opresión de opositores y disidentes e intensificó el adoctrinamiento ideológico y la vigilancia. La privación de las libertades civiles, la concentración de los poderes y la falta de participación política condiciona entonces la clasificación de China como autocracia rígida en el BTI. A la vez advierte el BTI que China se aísla cada vez más de las democracias liberales del mundo y que pierde su confianza. Las violaciones de los derechos humanos en los «campamentos de reeducación» donde se estima detener a más de un millón de uigures produjeron fuerte repudio desde los países democráticos del occidente y hace que la candidatura de China para la elección del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en octubre parezca aún más preocupante.
Por Dorothea Krueger
 

Dorothea KruegerDorothea Krueger Es estudiante de Gerenciamiento Económico Intercultural en la Universidad de Passau, Alemania y pasante internacional de CADAL (mayo a agosto de 2020).

China: Una autocracia rígida que pierde credibilidad a nivel internacional