Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Artículos

Corea del Norte bajo la lupa

24-01-2022

Corea del Norte en pandemia: el largo camino hasta reabrir las fronteras

El cierre de fronteras con China y Rusia para evitar un brote de COVID ha ejercido una tremenda presión sobre la economía de Corea del Norte: por allí ingresan al país los insumos vitales, sean alimentos, medicamentos y petróleo o bienes de consumo destinados a la élite de Pyongyang. Sin embargo, más allá de la construcción de una base de desinfección del transporte de carga en el cruce de Sinuiju-Dandong, no hay señales de que la situación vaya a cambiar en el corto plazo.
Por Joseph S. Bermudez Jr, Jennifer Jun y Victor Cha
 

(CSISResumen

 ● Más de 16 meses después del cierre de la frontera con China para evitar la transmisión de COVID, Corea del Norte experimenta retrasos en sus esfuerzos por reabrir el comercio con su principal socio comercial.

 ● Un proyecto para construir una instalación de desinfección para el transporte de carga a lo largo del cruce fronterizo Sinuiju-Dandong comenzó a principios de 2021, pero aún está incompleto. Al parecer, se están desarrollando instalaciones de desinfección de menor escala en otros pasos fronterizos.

 ● La conversión de la base aérea de Uiju en una instalación de desinfección comenzó a principios de 2021, pero las imágenes satelitales más recientes (al 12 de noviembre de 2021) no muestran signos de que ya está operativa, lo que indica una demora de al menos seis meses de los planes de apertura originales.

 ● Los cambios de infraestructura en la base aérea de Uiju y sus alrededores, incluida la construcción de rutas y depósitos, indican que la nueva instalación sería permanente y que se utilizará como apoyo de almacenamiento ante el eventual aumento del comercio entre China y Corea del Norte una vez que haya menos necesidad de desinfectar la carga.

 ● Un indicador de la inminente apertura de la frontera sería la reanudación del transporte de mercancías por ferrocarril con China y Rusia.

 ● El cierre de fronteras debido a la ausencia de vacunas para el COVID y una infraestructura de salud en ruinas ha ejercido una tremenda presión sobre la economía, evidente en el aumento de los precios, el agotamiento de las reservas y la falta de suministros básicos.

El 3 de marzo de 2021, Corea del Norte adoptó una “ley de desinfección de importaciones” para establecer un “sistema y un orden de desinfección de las importaciones en los puntos fronterizos”. Paralelamente a la aprobación de esta ley, el país inició un importante proyecto de construcción para convertir la base aérea de Uiju en un centro de desinfección para ayudar a reanudar las operaciones de importación y exportación con China en el cruce fronterizo de Sinuiju-Dandong. Entre los primeros indicios de este nuevo proyecto de construcción se encontraba la transferencia a las bases aéreas de Changjin-up y Sondok del que sería el 24° Regimiento Aéreo, equipado con bombarderos ligeros IL-28 / H-5 Beagle, con base en Uiju, entre el 26 y el 27 de febrero de 2021.

Otros indicios de la construcción de una instalación para desinfección en la base aérea de Uiju fueron las obras para modificar un cruce ferroviario cerca de la aldea de Yonsang-dong, aproximadamente 4 kilómetros al sur de Sinuiju, en un empalme para facilitar el movimiento del tráfico ferroviario desde Sinuiju hasta la nueva instalación en construcción y el regreso de las locomotoras. Este trabajo comenzó en febrero de 2021 y se completó a principios de marzo.

Para el 17 de marzo, se había construido una nueva línea utilizando durmientes de hormigón desde la línea principal hacia la base aérea de Uiju que pasa directamente a través de las instalaciones para aviones bombarderos ligeros IL-28 / H-5, una clara indicación de que estos cambios en la base aérea son permanentes.

La nueva instalación de desinfección está rodeada por dos nuevos perímetros de seguridad. El perímetro exterior mide aproximadamente 8 kilómetros de largo y tiene unos 3 kilómetros cuadrados. Una pequeña aldea de 16 casas y una posición de batería de artillería de defensa aérea al norte de la base fueron demolidas para dar espacio al perímetro exterior. El perímetro interior ofrece una capa adicional de seguridad para las operaciones dentro de la instalación. Se están agregando además puntos de control e instalaciones de seguridad en las entradas.

A mediados de marzo, se pavimentaron grandes secciones del terreno adyacente a la pista. Poco después se construyeron diez grandes edificios tipo almacén, cada uno de unos 2.700 metros cuadrados y 18 edificios más pequeños alrededor de ellos, cada uno de unos 616 metros cuadrados. Estos edificios probablemente servirán como oficinas administrativas y de apoyo para los almacenes más grandes y las operaciones generales. En total, los diez edificios de almacenamiento más grandes proporcionan unos 27.000 metros cuadrados de espacio de almacenamiento cubierto, mientras que las áreas pavimentadas alrededor proporcionan 852.000 metros cuadrados adicionales de espacio de almacenamiento al aire libre.

Otros componentes de la antigua base aérea, incluido el gran hangar subterráneo de aviones, están en proceso de reutilización probablemente para servir como parte de la nueva instalación de desinfección.

Para respaldar las operaciones ferroviarias, se han construido al menos cinco plataformas de carga y descarga a lo largo de la nueva línea y junto a los almacenes.

Evaluación

El diseño actual de la instalación de Uiju indica que inicialmente se utilizará para almacenar y enviar carga. Dado que no se han identificado instalaciones de lavado para desinfectar el exterior de los vagones, es muy probable que dichas operaciones se lleven a cabo durante la descarga o después. En ese momento, los interiores de los vagones podrían desinfectarse a mano. La proximidad de algunos de los edificios de apoyo más pequeños a las plataformas de carga y descarga sugiere su uso potencial para aislar y poner en cuarentena a los viajeros.

Además, la mayor seguridad en el perímetro y otros cambios permanentes muestran que Corea del Norte continuará usando el área después de que desaparezca cualquier necesidad de desinfección o incluso la cuarentena. Independientemente de su capacidad para este objetivo, el centro posee todas las características de un punto de transferencia ferroviaria y potencialmente una instalación intermodal. Dicha infraestructura respaldará cualquier aumento en los volúmenes de importación y exportación entre Corea del Norte y China en el futuro.

Según el Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur (NIS), Corea del Norte intentó operar el centro de desinfección hacia abril de 2021. Sin embargo, las imágenes satelitales más recientes muestran que la construcción continúa y que no hay signos de operaciones, lo que indica un retraso adicional de al menos seis meses. En una sesión informativa a puertas cerradas el 28 de octubre, el NIS informó al comité de inteligencia surcoreano que Corea del Norte está tratando de coordinar con China y Rusia para reanudar el transporte de mercancías por ferrocarril. Esta coordinación puede indicar que la instalación de desinfección de Uiju está a punto de empezar a funcionar.

Otras ubicaciones

Los informes privados y públicos indican que Corea del Norte originalmente planeaba operar pequeñas instalaciones de desinfección en varios lugares, incluido el Aeropuerto Internacional de Kalma, el Aeropuerto Internacional de Sunan, los puertos de Nampo, Chongjin, Wonsan, Rason y el cruce ferroviario de Tumangang-Khasan. Sin embargo, la revisión de las imágenes satelitales de estos lugares el año pasado muestra solo una actividad menor en Nampo, en el cruce fronterizo de Tumangang-Khasan y en Chongjin, que puede estar relacionada con instalaciones más pequeñas de desinfección.

Como informó NK News, el año pasado se construyó en el puerto de contenedores de Nampo un edificio de aproximadamente 5.600 metros cuadrados, más del doble del tamaño de uno de los grandes edificios de almacenamiento en Uiju. Las imágenes satelitales muestran que el edificio está dividido en numerosas habitaciones pequeñas, lo que no es indicativo de una unidad de almacenamiento para contenedores. Potencialmente, sin embargo, el edificio podría usarse para poner en cuarentena a personas. La ubicación del edificio sería una opción apropiada para propósitos relacionados con la pandemia ya que se encuentra en el extremo este de Nampo y algo alejado del resto de la ciudad.

Corea del Norte también está construyendo nuevos edificios y modificando los existentes en el cruce ferroviario Tumangang-Khasan en previsión de la reanudación del comercio con Rusia y China. La estación de tren de Tumangang Rodongjagu es un sitio apropiado para las operaciones de desinfección de productos importados dada su proximidad a la frontera, a unos 1,8 kilómetros, y su aislamiento de la ciudad principal más cercana de Rason, unos 33 kilómetros al suroeste.

En la estación de tren hay dos edificios de apoyo de aproximadamente 2.542 y 3.900 metros cuadrados, uno más pequeño y el otro más grande que los almacenes de Uiju. Al sureste de estas instalaciones, las imágenes satelitales recientes muestran lo que parece ser un complejo de edificios o almacenes en construcción. Si bien hay informes no confirmados de instalaciones de desinfección cerca del cruce ferroviario, no está claro si esa nueva construcción es para esas operaciones.

En el puerto de Chongjin, alrededor de noviembre de 2020 comenzó la construcción de dos pequeños edificios en el centro de las áreas portuarias que experimentan mayores volúmenes de tráfico peatonal y de vehículos (a diferencia del centro de desinfección de Uiju, que está aproximadamente a 8 kilómetros del cruce fronterizo Sinuiju-Dandong).

Si los nuevos edificios en Nampo, el cruce de ferrocarril de Tumangang-Khasan y Chongjin van a utilizarse para cuarentena o desinfección, es posible que estén destinados a operaciones de menor escala que las de Uiju.

Traducción: Agustín Menéndez
Edición: Florencia Grieco

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente la opinión de CADAL.

Joseph S. Bermudez Jr, Jennifer Jun y Victor Cha

 

Joseph S. Bermudez Jr.

Experto y conferencista en asuntos de inteligencia y defensa de Corea del Norte y desarrollo de misiles balísticos en países en desarrollo. Es analista de imágenes en el Center for Strategic and International Studies (CSIS); asesor principal del Committee for Human Rights in North Korea (HRNK) y editor de KPA Journal.

Victor Cha

Vicepresidente del Center for Strategic and International Studies (CSIS) y primer titular del Korea Chair de la misma organización.

Jennifer Jun

Coordinadora de programas y asistente de investigación del iDeas Lab y Korea Chair del Center for Strategic and International Studies (CSIS).

 
 
 

Más sobre Corea del Norte
 
 
 
Ultimos videos