Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Artículos

Corea del Norte bajo la lupa

08-02-2022

Cómo los puros cubanos financian la diplomacia norcoreana

El negocio de los habanos ha sido durante mucho tiempo una fuente secundaria de ingresos nada despreciable para los representantes de Corea del Norte en el mundo, que suelen aprovechar sus privilegios diplomáticos para contrabandear armas, drogas, marfil y habanos, entre otros bienes. En América Latina, la ruta del contrabando de cigarros empieza en La Habana, sigue en Panamá, y desde allí se extiende al resto de la región y a China.
Por Ethan Jewell

(NK News) En el extremo norte de La Habana está el malecón, bordeado de edificios barrocos de colores pastel. A poca distancia, en la histórica Habana Vieja, los comerciantes del mercado negro disfrazados de turistas ofrecen sin pausa habanos de alto nivel por una fracción del precio de venta al público.

Entre la multitud, uno podría encontrarse con algunos clientes inesperados: diplomáticos norcoreanos.

Mientras muchos estadounidenses valoran los cigarros cubanos por su sabor y por ser una especie de “fruta prohibida", los funcionarios de Corea del Norte, siempre con problemas de liquidez, ven en esos preciados parejos algo más: una oportunidad de oro para el contrabando.

Cuando no están desviando ametralladoras hacia naciones devastadas por la guerra o transportando sacos de dinero en efectivo desde Teherán, los diplomáticos norcoreanos contrabandean productos de tabaco, incluidos puros cubanos auténticos, a varios países de América Latina y a China.

"Debido a que el gobierno [de Corea del Norte] encarga a los diplomáticos del sector económico que ganen una cierta cantidad de moneda extranjera cada año, ellos a menudo recurren a medios ilícitos para cumplir con la cuota", dijo a NK News una fuente familiarizada con el funcionamiento de las misiones norcoreanas en el extranjero.

Como Pyongyang encarga a los diplomáticos que ganen una cierta cantidad de moneda extranjera cada año, a menudo recurren a medios ilícitos para cumplir con la cuota.

"Después de cumplir con la cuota, guardan el resto para necesidades como alquiler y compra de automóviles", explica la fuente, y agrega que los diplomáticos de nivel inferior no reciben "nada en absoluto" del gobierno de Corea del Norte en términos de salario.

Uno de los primeros informes que involucran a diplomáticos norcoreanos en el comercio de habanos se conoció en 2012. Los comerciantes del mercado negro le dijeron abiertamente a la KBS de Corea del Sur que los diplomáticos norcoreanos y los ciudadanos chinos adinerados son algunos de sus clientes más frecuentes.

Estos cigarros del mercado negro no son poca cosa. Como revela el informe de 2012, los comerciantes que frecuentan los norcoreanos  venden incluso auténticos puros Cohiba, la marca icónica que es prácticamente sinónimo de Fidel Castro.

Ahora, al parecer, los diplomáticos norcoreanos están llevando los cigarros favoritos de Castro a cada rincón del mundo.

La ruta

El estatus diplomático permite que el contrabando de puros cubanos sea sencillo para los diplomáticos norcoreanos.

Después de obtener miles de dólares en cigarros en el mercado negro, los diplomáticos viajan de Cuba a Panamá, descubrió la investigación de KBS. Desde allí, pueden reclamar su equipaje como valija diplomática –un envío que cuenta con protecciones legales especiales– y viajar prácticamente a cualquier lugar de América Latina o China. A su llegada, los norcoreanos transfieren los cigarros a distribuidores externos casi de inmediato, pasando poco tiempo en el lugar antes de regresar a sus puestos.

En algunas partes de América Latina, los puros cubanos alcanzan hasta diez veces su precio de compra original en el mercado negro. Según KBS, incluso después de tener en cuenta los gastos de viaje, un solo viaje desde Cuba puede generarle a cada mula de puros casi 10.000 dólares.

En un incidente bastante conocido de 2015, las autoridades brasileñas detuvieron a dos agregados comerciales norcoreanos en el Aeropuerto Internacional de Viracopos por contrabandear 3.800 puros cubanos de varias marcas, un valor que las autoridades calcularon entre 90.000 y 150.000 dólares.

Los puros cubanos alcanzan hasta diez veces su precio de compra original en el mercado negro: un solo viaje desde Cuba puede generarle a cada mula casi 10.000 dólares.

En ese caso, las autoridades confiscaron los puros, pero no les quedó más remedio que dejar que las mulas quedaran libres debido a su condición diplomática. Y aunque se desconoce el número exacto de diplomáticos que contrabandean habanos, su reputación en la región sugiere que son algo común en las calles de La Habana.

"Todos en el negocio de los cigarros saben que los norcoreanos están trayendo puros cubanos", dijo a KBS un vendedor de puros brasileño. "Como siempre tienen pasaportes diplomáticos, pueden traer una cierta cantidad de mercancías".

El cuadro general

La geografía parece ser un factor decisivo respecto de los bienes que los diplomáticos norcoreanos eligen contrabandear. Por ejemplo, los diplomáticos norcoreanos en África han participado en el sangriento comercio de marfil y cuernos de rinoceronte.

Hay pocos datos concretos sobre cuánto ha ganado Corea del Norte a través de ese contrabando, incluidos los puros. Pero teniendo en cuenta que Pyongyang puede obtener cientos de millones comerciando metanfetamina y misiles, es probable que los habanos sean solo una fracción de las operaciones ilícitas del país.

Además, como ha argumentado el director del Korea Risk Group y experto de Corea del Norte, Andrei Lankov, Pyongyang parece pensar que el contrabando y la falsificación –aunque sean rentables a corto plazo– hacen al régimen "más daño que bien" al afectar la reputación del país en el extranjero. Por esa razón, sugirió en su libro The Real North Korea que el alcance de las operaciones de contrabando diplomático ha disminuido desde principios de la década de 2000.

La fuente familiarizada con la actividad diplomática norcoreana también reveló que las estrictas restricciones fronterizas en todo el mundo debido a la pandemia parecen haber obstaculizado las operaciones de contrabando de Corea del Norte, especialmente en China, donde se están llevando a cabo "medidas cada vez más severas" por parte de los funcionarios de aduanas.

Sin embargo, es poco probable que los diplomáticos norcoreanos dejen de dedicarse por completo al contrabando, gracias en parte a la Convención de Viena sobre Relaciones Exteriores. Este tratado internacional, aprobado en 1961, enumera las protecciones e inmunidades que poseen los diplomáticos extranjeros y las misiones en el exterior.

Lo más relevante en este caso es el artículo 29, que estipula que "la persona de un agente diplomático será inviolable" y, por tanto, "no podrá ser objeto de ninguna forma de arresto o detención". En otras palabras, incluso cuando la comunidad internacional siga de cerca cada movimiento de Pyongyang, el derecho internacional puede proporcionar inadvertidamente cobertura a las mulas norcoreanas de habanos cubanos.

Como dijo la fuente de NK News: "Cuando eres un diplomático, cualquier cosa que genere dinero es juego limpio".

Traducción: Agustín Menéndez
Edición: Florencia Grieco

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente la opinión de CADAL.

Ethan Jewell

Ethan Jewell es corresponsal de NK News en Seúl en temas vinculados con sanciones, comercio y cuestiones marítimas. Trabajó como especialista en investigaciones e inteligencia para Pinkerton Comprehensive Risk Management y fue pasante del Centro de Estudios de Políticas de Asia Oriental de la Brookings Institution.

 
 
 

Más sobre Corea del Norte
 
 
 
Ultimos videos