Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
 
Publicaciones / Documentos
Publicaciones > Documentos
Año II Número 23 - 8 de noviembre de 2004
China: ¿negocios o derechos humanos? El pragmatismo pinochetista de Kirchner
Por Gabriel C. Salvia
Abrir archivo en PDF
Guardar archivo
Enviar por mail
Versión para imprmir
Listado de Documentos
 

En su relación con China, el gobierno de Kirchner parece decidido a aplicar una suerte de pragmatismo pinochetista: “bienvenida la apertura económica, a pesar de la tremenda represión interna”. Y es curioso que esa sea la política exterior de un gobierno “progresista” que dice tener como prioridad a los derechos humanos.

Al cierre de este Documento circulaban varios trascendidos sobre un importante acuerdo comercial de la Argentina con China, en vísperas a una visita oficial que realizarán las autoridades del país asiático -a mediados de noviembre- de paso a un encuentro en Chile. Será esta una nueva oportunidad para que el presidente Néstor Kirchner incluya a los derechos humanos en su política exterior y no la limite solamente a las cuestiones domésticas, atendiendo en este caso el pedido que la Asociación Estudios de Falun Dafa en la Argentina le realizó el pasado 22 de junio con motivo de su viaje a China:

“...quisiéramos llamar otra vez su atención a lo que está pasando hoy en dicho país y esperamos que en vuestra visita pueda ser mencionado el tema de la importancia del respeto a los derechos humanos...el régimen de China mezcla beneficios económicos con presiones políticas para callar a los países con los cuales mantiene relaciones comerciales”.

Contrariamente, Argentina y otros países de la región que padecieron terribles dictaduras deberían ser más solidarios con quienes actualmente sufren regímenes opresivos. Al respecto, un reporte de las Naciones Unidas que analiza puntualmente la persecución a Falun Dafa, señalaba: “Todos los que han trabajado en causas de derechos humanos saben que el primer y más difícil paso para terminar con las sistemáticas violaciones es exponer el mal. Los seguidores de Falun Gong en China valerosamente dieron este primer paso. ¿No está en nuestra conciencia ir en su defensa, para que sus sacrificios no sean en vano?”.

La relación de Argentina y otros importantes países latinoamericanos con la dictadura china, refleja el bajo compromiso democrático en materia de política exterior y eso es un indicador más del subdesarrollo en América Latina.

Gabriel Salvia es Director General del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina. Integra el Consejo Editorial de Perspectiva - Revista Latinoamericana de Política, Economía y Sociedad. Es Editor del “Burocratómetro”y redactor del informe “Congreso y gasto público en Argentina” (CADAL). Es autor de la selección y prólogo del libro “Oswaldo Payá Sardiñas y el Proyecto Varela. La lucha pacífica por la democracia en Cuba” (CADAL/ Konrad Adenauer Stiftung).